Central de Recogida de Residuos Sólidos Urbanos / Vaíllo & Irigaray + Galar

© Cortesia VAÍLLO & IRIGARAY + GALAR

Arquitectos: Vaíllo & Irigaray + Galar
Ubicación: Pamplona, Navarra, España
Colaboradores: David Eguinoa, arquitecto, Lucia Astrain, arquitecta, Luis Miguel Navarro, ingeniero, Juan Carlos de la Iglesia, Ángel Álvarez, Oscar Martínez, Xabier Tuñón, Isabel Franco
Consultores: Estructura, Tadeo Errea-LANDABE, Fachadas, ALTRES
recogida neumática: ENVAC
instalaciones: INARQ
Promotor: Junta de Compensación AR1 del PSIS de Ripagaina (promotor privado)
Constructor: AZYSA Jefe de obra: Gabriel Celaya + Iñako Les
Presupuesto: 825.416 €
Costo: 992 €/m
Superficie: 832 m2
Fotografías: Jose M. Cutillas, Antonio Vaillo, Daniel Galar

Una CRRU -central de recogida de residuos sólidos urbanos- es un gran estómago urbano: aspira los residuos desde el punto donde se originan, los deglute, separa y compacta para evacuar a través de camiones a los diferentes puntos de tratamiento, reutilización y reciclaje.
Aspirar y compactar son las funciones específicas de la central.

© Cortesia VAÍLLO & IRIGARAY + GALAR

Un gran succionador logra introducir los residuos en la central, a través de un conducto, que funciona como una gran intestino urbano.
Las compactadoras empaquetan los diferentes residuos clasificados en formatos geométricos de volumen minimizado.
También funciona como cómo un gran clasificador de residuos, posibilitando los diferentes tipos de tratamiento y reciclaje.

© Cortesia VAÍLLO & IRIGARAY + GALAR

La central cobija gigantescos artefactos mecánicos – turbinas, decantadores, compactadoras, filtros,…-, todos ellos ensartados por el mismo conducto –vial del residuo: tubo subterráneo de conexión con cada hogar: esfínter del barrio -

Del mismo modo que en el símil bio-lógico -un estómago, unos intestinos y un esfínter- se conforman mediante una geometría deudora de su íntimo funcionamiento y de las exigencias del “flujo”, la CRRU también obedece a las propias exigencias funcionales radicales derivadas del flujo y su mecánica.

© Cortesia VAÍLLO & IRIGARAY + GALAR

En este sentido, el formato que adopta la central, es consecuencia de su función mecánica y de los condicionantes volumétricos y direccionales tanto de la maquinaria como de los flujos que encierra. La geometría adopta la función de envolvente que calca los órganos y los movimientos internos. El contenedor también se distorsiona para poder digerir la basura, al igual que los hacen los intestinos.

Arquitectura bio-morfica
Una CRRU es un edificio limpio: es una edificación capaz de convivir con el resto de usos de una ciudad: no es un edificio que haya que esconder: sin embargo la mayoría de ellos resultan edificios fabriles, industriales, “ciegos”, insensibles al entorno,…
En este sentido se ha querido dotar a esta central de ciertos rasgos bio-mórficos, capaces de acentuar su personalidad para la convivencia: es un edificio que mira y huele: posee nariz y ojo.

© Cortesia VAÍLLO & IRIGARAY + GALAR

Su propio funcionamiento interno – sin embargo- exige un edificio de tripas ruidosas: para ello es necesario generar un edificio con diferentes caparazones y capas de protección acústica: para ello se genera un edificio con escamas. Un recubrimiento reconocible y dotado de una escala capaz de asemejarse mediante algún tipo de mimesis –quizás conceptual- a las peculiaridades del lugar y de la “cultura” que debe generar: cultura ecológica, una “cultura verde”

La volumetría contorsionada se envuelve mediante escamas de un mismo material y con mismo sistema constructivo –fachadas y cubierta-: chapas de gran formato (2,5mx1,5 m)de hoja-lata de aluminio reciclado lacado, de espesor mínimo.
El sistema constructivo del recubrimiento se basa en un proceso de “optimización del material de recubrimiento” y por tanto en aprovechar la propia deformación de la fina lámina de chapa: se permite y fomenta dicha deformación para generar una imagen de “escamas hinchadas”, capaces de dotar de la escala adecuada a la composición de las piezas que conforman el volumen, a la vez que recuerdan que toda digestión genera hinchazón debido a los gases internos del proceso. La imagen de “retales” concentra también la intensidad en la iconografía deseada.

* Ubicación aproximada, puede indicar ciudad/país y no necesariamente la dirección exacta
Cita: "Central de Recogida de Residuos Sólidos Urbanos / Vaíllo & Irigaray + Galar" 19 Aug 2010. Plataforma Arquitectura. Accesado el 18 Apr 2014. <http://www.plataformaarquitectura.cl/?p=51655>
6 Comentarios »
Add ratingSubtract rating 0
melvin dice:

para ser un edificio de ese tipo me parece acertada la solucion formal y como valor agregado el aporte del tejido que intentan simular en el cerramiento que visualmente es un aporte, en lo que no concuerdo es en el intento de justificar la idea de manera analògia con el intestino y el sistema digestimo humano, en realidad todo edificio con este uso se comporta de esa forma, a mi criterio debieron esforzarse en justificarlo de otra manera, realmente hubo un esfuerzo en la propuesta de la envolente a mi parecer es en donde veo el valor estètico. parece mas bien un cesto artesanal, si de analogìas se trata.

 
# August 19, 2010 a las 19:06
Add ratingSubtract rating 0
Dam Oiza dice:

Justificación de la moda peletera: “escamas hinchadas”…. toda digestión genera hinchazón…..(la rima es importante)….debido a los gases. !!!

 
# August 20, 2010 a las 04:51
Add ratingSubtract rating -1
Jorge Sepulveda dice:

muy buena la piel, pero la planta no creo que este muy bien solucionada, ver el proyecto de abalos herreros, para este tipo de programa

 
# August 21, 2010 a las 10:08
Add ratingSubtract rating 0
Fernando Toro dice:

Bonito el envolvente y concepto.

y el espacio interior?, asumo que si no enviaron fotos del interior es porque no era lo que querían mostrar o es poco interesante.. entonces qué criticamos?

 
# August 21, 2010 a las 16:04
Enlaces a este artículo »
Dejar un comentario »

 

Si bien los mismos lectores pueden moderar los comentarios, estos deberá tener un carácter proactivo y constructivo, manifestando sus puntos de vista con respeto a las obras y las personas (leer más sobre esto). Si quieres tener tu propio avatar, tan solo debes crear una cuenta en Mi Plataforma, la que estará asociada a tu email. Recuerda que Plataforma posee filtros automáticos que a veces marcan ciertos comentarios para moderación, por lo que tu comentario podría demorar unos minutos en aparecer publicado.