Temperatura de color para la iluminación ambiental

© Nic Lehoux

Siendo una de las herramientas más poderosas para cualquier arquitecto de iluminación, la temperatura de color de una lámpara cuenta con toda capacidad de transformar y efectuar sentimiento en la arquitectura. Podría definirse como el predominio de alguno de los colores del espectro lumínico en las luces blancas, alterando el color blanco hacia tonos cálidos (Ámbar) o a tonos fríos (Azul) en el espectro- LEDbox. La temperatura de color se mide en grados Kelvin y solo se aplica a las luces blancas. Cuanto menor sea el número, la luz es más cálida, e inversamente, cuanto mayor sea el número, la luz es más fría.

Más información, después del Salto.

Vía Google

Son dos hechos detrás de éste fenómeno que muchas veces marcan el éxito del diseño presentado al cliente por el arquitecto de iluminación. El primero: el fuego fue la primera y única fuente de iluminación por siglos de años al cual el ojo humano se evolucionó de tal manera que es más sensible a los colores rojizos y amarillentos. El segundo fenómeno: mediante reacciones químicas dentro de nuestro cerebro, los colores fríos nos hacen sentir alerta, mientras que los colores cálidos dan un sentimiento de descanso y confort.

Vía LEDbox

Las preferencias de hoy en día son claras. Restaurantes, hoteles, y casas utilizan colores cálidos más que cualquier otro tipo de espacio arquitectónico. Oficinas, escuelas y calles altamente transitadas utilizan colores fríos para su alumbración. Dependiendo del tipo de comercio, algunas tiendas utilizarán colores fríos, y otros colores cálidos para su alumbramiento. El caso es que siempre se debe de considerar cual es el uso de la iluminación.

© Santiago PerezGrovas

Sin embargo pareciera que para obtener el tono preciso, se tiene que considerar el nivel de iluminación al mismo tiempo que se considera la temperatura de color. Efectivamente, de acuerdo al famoso estudio de la Curva de Kruitof, las combinaciones de temperatura de color con un bajo nivel de alumbramiento, son los que producen ambientes fríos y grises, mientras que los de la zona superior se cree que producen ambientes excesivamente coloridos y poco naturales.

© Miguel de Guzmán

Por ejemplo, en lugares donde se requiere de un alto nivel de iluminación, como lo es una oficina (mínimo nivel de luz es 100 lux), se esperará que se utilice colores fríos y vice versa. Es así que, con la práctica, el arquitecto de iluminación puede comenzar a predecir las preconcepciones que tendrá el cliente cuando se trata de cierto tipo de espacio.

© Álvaro Benítez

Cita: Arceo, Daniela. "Temperatura de color para la iluminación ambiental" 27 Jun 2012. Plataforma Arquitectura. Accesado el 11 Jul 2014. <http://www.plataformaarquitectura.cl/?p=166117>
3 Comentarios »
Add ratingSubtract rating 0

Muy buen reportaje, pero me gustaria señalar que la infografia de las temperaturas de color este errada y no corresponden los K° con la imagen que se muestra :(

 
# August 17, 2012 a las 18:56
    Add ratingSubtract rating 0
    Daniela Arceo dice:

    Hola Constanza, muchas gracias por señalar esto. La imagen se ha corregido- el color frío corresponde a K° más altos, mientras que los colores cálidos a K° más bajos. Saludos, Daniela.

     
    # August 25, 2012 a las 08:48
Add ratingSubtract rating 0
Fernando Catalán dice:

Buenos días.

Tengo una duda y buscando en Google me he encontrado con este sitio. Lo he leído y me ha parecido interesante, pero aún no me saca de mi duda.
Lo que me come la cabeza es la relación que tiene la temperatura de color (4000ºK, 2500ºK, temperaturas de lámparas de bajo consumo de fluorescencia), con la numeración que se les dá (840, 830, 865, numeración para tubos fluorescentes dependiendo del tipo o color de luz que proporciona).

¿Podría darme una respuesta? Muchas gracias por su atención de antemano y por un sitio como este.

Un saludo desde Teruel,

Fernando Catalán.

 
# January 10, 2013 a las 05:32
Dejar un comentario »

 

Si bien los mismos lectores pueden moderar los comentarios, estos deberá tener un carácter proactivo y constructivo, manifestando sus puntos de vista con respeto a las obras y las personas (leer más sobre esto). Si quieres tener tu propio avatar, tan solo debes crear una cuenta en Mi Plataforma, la que estará asociada a tu email. Recuerda que Plataforma posee filtros automáticos que a veces marcan ciertos comentarios para moderación, por lo que tu comentario podría demorar unos minutos en aparecer publicado.