Hotel ME Barcelona / Dominique Perrault Architecture

  • Arquitectos:  Dominique Perrault Architecture
  • Ubicación: Pere IV, 08018 Barcelona, Spain
  • Arquitectos Asociados:  Corada Figueras Arquitectos
  • Arquitecto Local:  AIA Salazar-Navarro
  • Área: 29334.0 m2
  • Año Proyecto: 2008
  • Fotografías: Miguel de Guzman / DPA / Adagp

© Miguel de Guzman / DPA / Adagp © Miguel de Guzman / DPA / Adagp © Miguel de Guzman / DPA / Adagp © Miguel de Guzman / DPA / Adagp

  • Ingenieros:  Perrault Projets (architectural engineering) BOMA Robert Brufau i Associats (structure), AIA Salzar-Navarro (fluids), Querol & Colomer (acoustics consultant)
  • Gerente De Proyecto:  Tag Management
  • Controladores Técnicos:  Socotec Iberia
  • Cliente:  Hoteles Sol-Melia
© Miguel de Guzman / DPA / Adagp
© Miguel de Guzman / DPA / Adagp

Descripción de los arquitectos. Diseñado para el grupo Habitat en Barcelona y ahora administrado por ME, este hotel integra las dos dimensiones que componen la identidad de la capital catalana: la horizontalidad de su red, legado del Plan Cerdà, que se extiende en todo el camino hasta el mar, y su verticalidad dinámica ejemplificada por la Sagrada Familia y el Monte Tibidabo que se cierne sobre la vista.

© Miguel de Guzman / DPA / Adagp
© Miguel de Guzman / DPA / Adagp

La torre se compone de dos volúmenes pegados: una construcción "cúbica" que actúa como contrapunto y una torre de 120 m de altura, un paralelepípedo rectangular cortado longitudinalmente en dos. Un voladizo, 20 m sobre el nivel calle, marca la entrada: en la avenida Diagonal que sirve como señal de identificación del hotel.

© Miguel de Guzman / DPA / Adagp
© Miguel de Guzman / DPA / Adagp

La manera en que estas cajas se posan la una sobre la otra es la clave para la distribución de las funciones variadas. Mientras que el volumen en la parte posterior recoge los servicios colectivos del hotel, la torre, amplia pero no profunda, acoge las 259 habitaciones, cada una con una perspectiva clara de los paisajes. Esta "pantalla enorme que se centra en la ciudad y el paisaje" se corta en paneles opacos de textura distinta que cubren toda la fachada, por lo que cobran vida en el día y la noche.

© Miguel de Guzman / DPA / Adagp
© Miguel de Guzman / DPA / Adagp

El hotel está compuesto por 259 habitaciones (192 habitaciones supreme, 44 habitaciones superiores, 16 suites, 6 suites grandes, 1 sky suite, 4 habitaciones dobles con acceso para personas discapacitadas), un gimnasio, un restaurante (300 m2), un centro de conferencias (1 150 m2), una piscina de nado y terrazas, un bar, salones, administración y estacionamiento subterráneo.

© Miguel de Guzman / DPA / Adagp
© Miguel de Guzman / DPA / Adagp

Como Barcelona puede ser «leída» como una ciudad horizontal, construida a lo largo de las directrices geométricas del Plan Cerdà, se puede leer también como una ciudad vertical con ejemplos de arquitectura como la "Sagrada Familia", las torres de la Villa Olímpica y, sobre todo, los suburbios situado en la ladera alrededor de la torre de telecomunicaciones y Tibidao. Esta lectura de la naturaleza de Barcelona nos ha llevado a concebir un edificio con una base insertada en la ciudad horizontal, mientras que el cuerpo vertical y la corona se inscriben en la ciudad vertical. Esta morfología crea un juego de volúmenes, con un edificio "cúbico" que actúa como un contrapunto detrás, así como con la torre, un paralelepípedo rectangular cortado longitudinalmente en dos, con una de las mitades desplazada hacia el cielo. Esta ruptura de un "bloque geométrico perfecto" crea un movimiento de la forma y el volumen, lo cual le otorga un sentido urbano en el inserción en la ciudad horizontal.

© Miguel de Guzman / DPA / Adagp
© Miguel de Guzman / DPA / Adagp

Un arreglo de formas elementales crea signos de referencia del edificio: un dosel, de 25 metros de altura en el estilo de algunos puntos logia de la Torre, una protuberancia en forma de voladizo crea una "cresta" en el horizonte de la ciudad vertical, el cubo cambia de nuevo para liberar la plaza pequeña como una explanada que se abre hacia la calle Lope de Vega. Esto crea un nuevo punto de referencia en la parte más reciente de la Diagonal, con la torre que se destaca contra el cielo.

© Miguel de Guzman / DPA / Adagp
© Miguel de Guzman / DPA / Adagp

La combinación de estos signos urbanos le dan a la  Torre una capacidad real para la interacción de la arquitectura con el contexto presente y futuro de la zona. La organización funcional es la consecuencia lógica de su situación arquitectónica. En la base del edificio se encuentran las actividades relacionadas con el movimiento y la reunión, tales como el vestíbulo del hotel, los restaurantes, las salas de reuniones, la piscina y los bares. La unidad principal tiene las habitaciones individuales y dobles, y las suites dan al mar o a la montaña y con vistas a la Sagrada Familia.

© Miguel de Guzman / DPA / Adagp
© Miguel de Guzman / DPA / Adagp

El diseño interior y la comodidad del hotel se basa en las generosas vistas de cada habitación, como una pantalla gigante con vistas al paisaje de la ciudad. Esta pantalla está articulada por una serie de pantallas más pequeñas en la forma de aparatos de televisión, que forman un "muro de imágenes". El resultado es un edificio revestido de una armadura de láminas de aluminio.

© Miguel de Guzman / DPA / Adagp
© Miguel de Guzman / DPA / Adagp

La piel de protección es inmutable: se produce a partir de láminas gruesas de aluminio anodizado de alta densidad, rígido y resistente a la corrosión. Se trata de una piel viva, ya que "juega" con la luz: brillante por un lado, a la sombra de la otra, transparente en las esquinas de la Torre, opaco y cerrado a lo largo de crestas con un final de dientes de sierra en el borde de las terrazas.

© Miguel de Guzman / DPA / Adagp
© Miguel de Guzman / DPA / Adagp

La torre se destaca en el horizonte de Barcelona como una aguja de metal, una animada y feliz "joya", con vidrios rojos, azules y verdes distribuidos al azar a lo largo de la fachada como una vidriera gigante. Por la noche, la torre se convierte en una "linterna urbana", un símbolo luminoso de la Diagonal.

© Miguel de Guzman / DPA / Adagp
© Miguel de Guzman / DPA / Adagp

Una torre-hotel es un edificio prominente en la ciudad. Su identidad, el estilo y la marca debe ser "inolvidable", en el sentido del recuerdo y la memoria, tanto para los que lo usan como los que descubren su presencia. El deseo de pertenecer al lugar, para ser parte de la actividad local, nos ha llevado a la idea de un vestíbulo perforado por un paisaje público.

Planta 01
Planta 01

El vestíbulo del hotel se introduce a lo largo de una pasarela corta por encima de un jardín, como un fragmento de naturaleza que se extiende la presencia del "parque urbano" en el lado opuesto de la Diagonal. Este diseño interactúa estrechamente con la vida urbana del distrito. El hotel se convierte en un punto de visita y un refugio, un lugar con agua dulce, el carácter moderno, en constante movimiento.

Ubicación para ser utilizado sólo como referencia. Podría indicar ciudad / país, pero la dirección no exacta. Cita:Karina Duque. "Hotel ME Barcelona / Dominique Perrault Architecture" 30 May 2014. Plataforma Arquitectura. Accedido el . <http://www.plataformaarquitectura.cl/cl/02-154803/hotel-me-barcelona-dominique-perrault-architecture>
comments powered by Disqus