Iluminación sustentable: reconversión de lámparas

Open-uri20140723-19943-1ybnyt8

© Richard Schultz/Corbis Hoy más que nunca, los avances y nuevos desarrollos en el mundo de la iluminación, permiten un gran ahorro de energía, siempre y cuando el arquitecto iluminador cuide de no comprometer el valor arquitectónico de un espacio. Desde el colapso económico, los propietarios de inmuebles han buscado formas de reducir costos, mantener sus inquilinos, aumentar el rendimiento del mercado y ganar ventaja competitiva. Una profunda reconversión puede alcanzar estos objetivos, girando actualizaciones centradas en el beneficio adquisitivo. Más información, después del Salto.

Open-uri20140723-19943-fmcyj9

© Richard Schultz/Corbis Hoy más que nunca, los avances y nuevos desarrollos en el mundo de la iluminación, permiten un gran ahorro de energía, siempre y cuando el arquitecto iluminador cuide de no comprometer el valor arquitectónico de un espacio. Desde el colapso económico, los propietarios de inmuebles han buscado formas de reducir costos, mantener sus inquilinos, aumentar el rendimiento del mercado y ganar ventaja competitiva. Una profunda reconversión puede alcanzar estos objetivos, girando actualizaciones centradas en el beneficio adquisitivo. Más información, después del Salto.

Open-uri20140723-19943-8g1u15

Vía GreenBiz Los edificios existentes están llenos de oportunidades de eficiencia energética a la espera de hacerse realidad. Si bien algunos ahorros son evidentes y de fácil acceso a través de excepcionales mejoras de la iluminación, a veces es totalmente al contrario con un alto costo inicial, cosa que desalienta al propietario. El mejor índice para medir el beneficio de una reconversión de lámparas es mediante el cálculo de la recuperación simple (años). Hoy en día una reconversión de lámparas realmente vale la pena si la recuperación es de no más de 5 años.[1]

Open-uri20140723-19943-1xgzusf

Vía GreenBiz Los siguientes factores van a determinar la recuperación: la diferencia en el ahorro de energía con la iluminación que existe y la iluminación que se propone, así como el costo total de la reconversión.[1] Es decir, no únicamente se debe de considerar el ahorro en costo de energía, sino el costo capital que incluye el costo del equipo, el costo de labor, y el costo de reciclaje de las lámparas. Una de las reconversiones más comunes por su ahorro automático de energía es de las lámparas fluorescentes T12 a las T8.

Open-uri20140723-19943-1a4ybjj

Vía Sares Un ejemplo excepcional de una profunda reconversión energética incluyendo la reconversión de lámparas en el 2011 fue el del Empire State Building en Nueva York. El costo de capital fue de $105 millones pero su retorno fue de 3 años con un ahorro de consumo de energía del 38%. De acuerdo a investigaciones realizadas por GreenBiz.com, otros ejemplos de compañías que han hecho una reconversión a nivel mundial de sus negocios son Starbucks, Avon, eBay, y AT&T.

Vía GreenBiz Con esta metodología en electricidad básica y electrónica básica, el arquitecto iluminador puede gestionar los requerimientos energéticos y comunicarse mejor con los instaladores, que suelen ser despectivos al referirse a gente que propone pero que no sabe qué contiene lo que pide. La buena iluminación de hoy en día va más allá de cumplir con los requerimientos de función y estética, cumple con la responsabilidad del cuidado hacia el medio ambiente haciendo una comparación lógica entre los diseños de iluminación basada en consideraciones económicas. [1]Hartmann, H.; Energy Management, Ryerson University, 2012

Cita:Daniela Arceo. "Iluminación sustentable: reconversión de lámparas" 30 May 2014. ArchDaily. Accessed . <http://www.plataformaarquitectura.cl/02-163196/iluminacion-sustentable-reconversion-de-lamparas>
comments powered by Disqus