Propuesta Concurso Batallón 121 / Solano Benitez, Rafael Iglesia, Manuel Cucurell, Silvestre Borgatello

Cada sociedad según su tiempo configura diferentes formas de asociación, agrupación, enclaustramiento, es decir, establece nuevas relaciones signadas por las estructuras económicas, políticas y sociales; al respecto, la arquitectura cumple un rol significativo en tanto construcción espacial posibilitadora de sentido. Hoy es necesario trabajar con conceptos que nos permitan interpretar nuestra época, que no pueden ser otros que los que provienen del paradigma contemporáneo.  La metáfora de la “máquina de habitar” se vuelve anacrónica, obligándonos a encontrar una imagen que pueda trascenderla.

En este sentido, nos es necesario que la intervención sea de gran magnitud. Pequeñas operaciones como la forestación de centros urbanos o el ensanchamiento de veredas han modificado el carácter de la calle, el espacio público por excelencia, acrecentando la posibilidad de encuentros espontáneos que lo revitalizan. Estas operaciones modifican el hecho urbano más que un Guggenheim.  Comprendiendo el potencial de transformación que producen estas pequeñas intervenciones, la escalera en este proyecto constituye el elemento configurador del espacio de las viviendas, porque se la ha entendido no sólo como un espacio vertical, un rulo que se eleva en un solo volumen. Dentro de los simulacros de la naturaleza que componen las ciudades, el parque es su máxima expresión. Nuestra propuesta establece un parque natural donde el habitar es una componente más de este ecosistema artificial. Diseñado a partir de una impronta de “naturaleza salvaje” que otorga beneficios físicos y psicológicos a quienes lo experimentan, la naturaleza trasladada, reinventada hacia el interior de la ciudad, transforma al barrio en un corredor ecológico cuyos efectos positivos superan la escala del sitio.

La forestación está compuesta por especies autóctonas que posibilitan la rehabilitación y preservación de la biodiversidad, atrayendo aves e insectos y recreando el paisaje pampeano nativo. Se incluye en el proyecto un humedal (beneficioso para la diversidad ecológica) como parte del sistema de tratamiento de agua de lluvia purificada con procesos de fitoremediación. Concretamente, se recoge el agua de lluvia proveniente de las cubiertas de los claustros y de los desagües pluviales  de las calles asfaltadas y se conduce ese caudal hacia una planta de tratamiento de agua para su reutilización dentro de un sistema de aguas grises para todo el complejo.El proyecto estimula la aparición de otras maneras de relacionarse y se materializa como un espacio de investigación, educación y difusión ambiental para la comunidad. En definitiva, un paisaje urbano para un nuevo ecosistema artificial.

Proyectistas: Solano Benitez, Rafael Iglesia, Manuel Cucurell, Silvestre Borgatello. Colaboradores: Florencia Rinaldi, Guillermina Borgognone, German Rodriguez, Ciro Rádice, Carolina Ibarra, Christian Ragone, Ezequiel Compans, Vanesa Pellegrini, Lisandro Crivari, Laura Casasola, Florencia Caballero, Paola Correnti, Anahí Linares, Pedro Ferrazini, Sofía Caleri. #gallery-1 { margin: auto; } #gallery-1 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 33%; } #gallery-1 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-1 .gallery-caption { margin-left: 0; }

Cita:Fernanda Castro. "Propuesta Concurso Batallón 121 / Solano Benitez, Rafael Iglesia, Manuel Cucurell, Silvestre Borgatello" 20 Jun 2014. ArchDaily. Accessed . <http://www.plataformaarquitectura.cl/02-163404/propuesta-concurso-batallon-121-solano-benitez-rafael-iglesia-manuel-cucurell-silvestre-borgatello>
comments powered by Disqus