Bodega Pago de Carraovejas / Amas4arquitectura

Arquitectos: Fernando Zaparaín Hernández, Javier López de Uribe, Laya Fermín Antuña Antuña, Eduardo García García
Ubicación: Peñafiel, España
Área: 10112.09 m2
Año Proyecto: 2003
Fotografías: José María Díez Laplaza

F02
© José María Díez Laplaza

Del arquitecto Este proyecto pertenece a una serie de obras con las que se pretendía indagar en una masividad liberadora de espacio que convierte en protagonista a lo que no se hace. Ese espacio en blanco, en forma de patios, sustracciones o vacíos, articula todo el edificio. La luz se administra mediante aberturas indirectas y singulares. La estructura se resuelve con grandes elementos superficiales, que se manifiestan como cerramiento. Gracias a esta acumulación de masa portante se liberan grandes paños de fachada, con los que gestionar sombras y transparencias de singular valor plástico. El hormigón, en distintos tonos, permite conseguir la pretendida continuidad sobre la que abrir huecos significativos.

F04
© José María Díez Laplaza

Toda la propuesta para la ampliación de Pago de Carraovejas buscaba mantener las antiguas naves en las que nació la bodega, con una apariencia exterior sin especial identidad, envolviéndolas con las nuevas edificaciones. La situación en ladera, permite que el ciclo del vino se realice por gravedad, con la descarga de uva en el nivel superior, la fermentación en un nivel intermedio y la crianza y expedición en la cota inferior. Por eso las naves de crianza, en hormigón blanco, se entierren en el talud, mientras las zonas representativas en hormigón color uva, emergen para abrirse al deslumbrante paisaje presidido por el castillo de Peñafiel, en medio de los viñedos propiedad de la marca.

F05
© José María Díez Laplaza

Los edificios de visitantes y administración constituyen la imagen exterior de la bodega. Aprovechan la topografía con una línea quebrada que articula varias plazas a distintos niveles. Así se diferencian los distintos accesos que precisa la actividad. Las fachadas son dos planos paralelos, entre los que se crean amplias terrazas corridas y vuelos que proporcionan sombra sobre el cerramiento de vidrio. Esos miradores longitudinales acompañan y enmarcan la mirada, acotando el paisaje desde la arquitectura.

F06
© José María Díez Laplaza

Los diferentes usos se han unificado con un tratamiento homogéneo de hormigón teñido de color uva que aporta calidez tanto al exterior como al interior del edificio. En el hormigón se ha utilizado un pigmento de Bayer con una dosificación del 2% de pigmento sobre la cantidad de cemento mezclado en la planta. La misma marca facilitó un estudio para determinar esa proporción. Además, para evitar eflorescencias se optó por osmoitizar el agua de amasado. Otro detalle importante fue usar separadores de cemento tintados con el mismo color para que no se marcaran después del desencofrado.

F08
© José María Díez Laplaza

La madera de roble de las barricas se extiende por el edificio en los falsos techos y en los pavimentos de uso no industrial. En todo el proyecto se han incorporado sencillos recursos de ahorro energético, como láminas de agua, cubiertas ecológicas, rellenos de tierra natural, pantallas regulables exteriores, muros gruesos y falsos techos ventilados.

Pago_de_carraovejas_winery_f_0
Planta
Ubicación para ser utilizado sólo como referencia. Podría indicar ciudad / país, pero la dirección no exacta. Cita:Javier Gaete. "Bodega Pago de Carraovejas / Amas4arquitectura " 02 Jun 2014. ArchDaily. Accessed . <http://www.plataformaarquitectura.cl/02-230849/bodega-pago-de-carraovejas-amas4arquitectura>
comments powered by Disqus