Clásicos de Arquitectura: Villa Planchart / Gio Ponti

Open-uri20140721-19943-s1qfv

Durante lo que podría llamarse la era de oro de Venezuela, fueron iniciativas como las de Armando y Anala Planchart, aquellas que lograron construir piezas elementales del patrimonio arquitectónico venezolano, como lo fue el comisionar al arquitecto Milanés Gio Ponti para construir una casa italiana en el trópico. Para entender la Villa Planchart, es imprescindible contar su historia, desde sus inicios, ya que actualmente es una casa que conserva y transmite toda la esencia del momento en la cual fue concebida.

Clásicos de Arquitectura: Iglesia Divino Redentor / Fruto Vivas

Open-uri20140720-19943-qqm9vd

© Fernando Torres Gómez Ubicado en la Unidad Vecinal San Cristóbal, Estado de Táchira en Venezuela, ésta obra es una de las más destacadas del Arquitecto venezolano Fruto Vivas. Su imagen es una de las más reconocidas del país y ésta obra en particular, construida el año 1957, una valiosa pieza de arquitectura moderna que representa los inicios de una larga trayectoria como arquitecto.

Open-uri20140720-19943-1hm9igj

© Fernando Torres Gómez Ubicado en la Unidad Vecinal San Cristóbal, Estado de Táchira en Venezuela, ésta obra es una de las más destacadas del Arquitecto venezolano Fruto Vivas. Su imagen es una de las más reconocidas del país y ésta obra en particular, construida el año 1957, una valiosa pieza de arquitectura moderna que representa los inicios de una larga trayectoria como arquitecto.

Conjunto Industrial Trenex / LPG Oficina de Arquitectura

Open-uri20140720-19943-1sinou7

Cortesía de LPG Oficina de Arquitectura Arquitectos: LPG Oficina de Arquitectura – Arq. María Alejandra Moleiro, Arq. Diana Montoya Uribe, Arq. Henry Rueda Coronel Ubicación: Prolongación avenida Branger, Zona industrial Castillito, Valencia, Estado Carabobo, Venezuela Colaboradores: Arq. Eliana Gallardo, Arq. Gabriella Titone, Arq. Francisco Pernía Estructura: Ing. Juan Carlos Zuhlsdorf Supervisión de obra: Arq. María Alejandra Moleiro, Arq. Henry Rueda Promotor/Propietario: Grupo Trenex Superficie o volumen construido: 15.471 m2 de construcción Fecha de Proyecto y Construcción: Enero 2006-Agosto 2008 Fotografía: Sr. Antonio Chagín, Arq. María Alejandra Moleiro, Arq. Henry Rueda

Open-uri20140720-19943-7iiok6

Cortesía de LPG Oficina de Arquitectura Arquitectos: LPG Oficina de Arquitectura – Arq. María Alejandra Moleiro, Arq. Diana Montoya Uribe, Arq. Henry Rueda Coronel Ubicación: Prolongación avenida Branger, Zona industrial Castillito, Valencia, Estado Carabobo, Venezuela Colaboradores: Arq. Eliana Gallardo, Arq. Gabriella Titone, Arq. Francisco Pernía Estructura: Ing. Juan Carlos Zuhlsdorf Supervisión de obra: Arq. María Alejandra Moleiro, Arq. Henry Rueda Promotor/Propietario: Grupo Trenex Superficie o volumen construido: 15.471 m2 de construcción Fecha de Proyecto y Construcción: Enero 2006-Agosto 2008 Fotografía: Sr. Antonio Chagín, Arq. María Alejandra Moleiro, Arq. Henry Rueda

En Construcción: Casa Terranova / D+G arquitectura

Open-uri20140720-19943-190xf85

© Giovanni Di Scipio Arquitectos: D+G arquitectura / Giovanni Di Scipio, José Ismael Goncalves Ubicación: Urbanización Karimao, Caracas, Venezuela Superficie: 350 m2 Ingeniero Estructural: Pedro Sánchez Ingeniero Sanitario y Eléctrico: Freddy Gómez Construcción: (Di Scipio + Goncalves.  Arquitectura). Herrería: (D + G Metal Works) Colaboradores: José Suárez, Miguel Olivares Fecha de inicio: Abril 2008 Dibujos: Giovanni Di Scipio Fotografías: Giovanni Di Scipio

Open-uri20140720-19943-j6myyb

© Giovanni Di Scipio Arquitectos: D+G arquitectura / Giovanni Di Scipio, José Ismael Goncalves Ubicación: Urbanización Karimao, Caracas, Venezuela Superficie: 350 m2 Ingeniero Estructural: Pedro Sánchez Ingeniero Sanitario y Eléctrico: Freddy Gómez Construcción: (Di Scipio + Goncalves.  Arquitectura). Herrería: (D + G Metal Works) Colaboradores: José Suárez, Miguel Olivares Fecha de inicio: Abril 2008 Dibujos: Giovanni Di Scipio Fotografías: Giovanni Di Scipio

Tectónica de lo colectivo / Distopía Lab

Render Arquitectos: Distopía – Laboratorio de Ciudad / Maximillian Nowotka, Cristina Ramirez, Francisco Fernandez, Luis Pimentel, Andrea Molero Ubicación: Comunidad Avesmar / Maracaibo – Venezuela Estructura: Ing. Michele Casarín Año: 2010 Superficie: 800 m2 Imágenes: Cortesía de Distopía Imagen interior El proyecto de intervención no tiene como norte más que mostrar un posible método de actuación sobre vacíos que irracionalmente pueden ser eliminados por su condición accidentada, constreñida o de difícil acceso, pero que bajo nuevas visiones, pueden llegar a convertirse en ejes de una nueva manera de hacer ciudad. Planta Ubicado en un lote de terreno exiguo en sus dimensiones, con un área total de unos 480 metros cuadrados. La administración pública se negó a construir una cancha deportiva que solicitaba la comunidad debido a la vaga superficie del terreno, a lo cual se suma también el uso del mismo como estacionamiento y venta de víveres cada fin de semana. Este espacio es seleccionado puesto que gesticula máximas comunes a muchos espacios públicos de la informalidad; lotes pequeños que normalmente no considerados aptos, multitud de programas superpuestos bajo distintas temporalidades y una comunidad medianamente consolidada con un arraigo sobre el lugar ocupado. Render 02 El proyecto toma su forma de las demandas de la comunidad y su localidad; el espacio no podía contener todos los programas que se solicitaban, por lo que densificar el terreno se mostró como un gesto crucial tras el abordaje de su condición limitada; se incluyen los programas preexistentes como una manera de transferir idiosincrasia a la estética que los contendría, derivando en un proceder conceptual relativamente simple; una huella sobre el plano del suelo atenta a las limitantes de la legislación municipal, sobre la que se posa un plano que contendría la cancha deportiva multiuso, refiriendo una especie de mesa, cuyos apoyos ilustran la transparencia e inestabilidad de su condición pública. Axonométrica explotada En general la imagen aunque sencilla, no es más que la evocación de la gran variedad de usos que actual e informalmente actúan sobre dicho espacio, promocionando como una intervención lógica en el rescate de la mejora del hábitat de la comunidad. Elevación 01 El principal ánimo tras esta intervención radica en que si bien busca atender a las necesidades de la comunidad por medio de intervenciones muy particulares debido su localidad, su principal potencial en términos proyectuales se ubica en gesticular un posible ¨modus operandi¨ que aún los espacios de la informalidad, donde las imágenes no son el habitual obrar de la arquitectura, pueda ofrecer elementos que dignifiquen el cotidiano de sus ocupantes, siempre atendiendo a esas limitaciones que no hacen más que enriquecer el proyecto y sus paradigmas.

Estadio de Marinos de Anzoátegui / NMD | NOMADAS

Open-uri20140729-12357-1gcxex

Arquitectos: NMD | NOMADAS Ubicación: Estado de Anozátegui, Venezuela Equipo: Farid Chacón, Francisco Mustieles, Janeth Boza, Paola Nava, Claudia Urdaneta, Víctor Martínez, Mariángel Pérez, Vanessa Rincón Año: 2009 – 2010 Superficie de Proyecto: 44.500 m2

Primer Lugar Concurso Público Nacional de Anteproyecto para el Complejo Internacional de Acción Social por la Música Simón Bolívar

Arquitectos: Khristian Ceballos, Alejandro Mendez, Mawari Nuñez, Daniel Otero, Jean-Marc Río Colaboradores: AEO Proyectos, José Castillo, Gabriel Castro, Ducks Sceno, Nicolás Delevaux, Yuan Jiang, Khale Acoustics, Gilles Lefebre, Sophie Merle, Panovi Nuñez, Jorge Nunñez, Javier Otero, Gregoire Plasson, Bertrand Reunaudin, Paulo Rezende, Rodolphe Rodier, Gael Nys – RSI Studio

La concepción del edificio sede del “complejo internacional de acción social por la música Simón Bolívar” se inspira en dos de sus principales ventajas: sus usuarios (niños y niñas del sistema nacional de orquestas infantiles y juveniles de Venezuela) y su localización (enclave entre boulevard Amador Bendayan y el Parque Los Caobos).

En la base del edificio encontramos las sedes de las orquestas. un zócalo estereotómico, una arquitectura masiva, pétrea, pesante, que se asienta sobre la tierra como si de ella naciera. Que busca que la luz y el paisaje entren en ella, a través de las perforaciones en sus muros y los patios creados para las circulaciones verticales. un espacio íntimo para el estudio , para el encuentro de la música y sus creadores.

Arquitectura

En el nivel superior, encontramos el programa de las salas de conciertos . un volumen tectónico, ligero ,en movimiento, de materia discontinua, un espacio abierto al paisaje y a las miradas exteriores que se entiende desde el movimiento espacial y temporal. un volumen que de día se baña de luz y de sombras a través de su fachada constituída de elementos verticales que permite la apreciación de los grandes volúmenes de las salas en constante movimiento, y de noche emite con luz propia y establece su presencia en el paisaje urbano de la ciudad.

Dos espacios de materialidad antagónica que se complementan con la del espacio vacío generado su propia confrontación, un espacio abierto un lugar de apreciación y de encuentro de continuidad entre el entorno del lugar, un lugar que se entiende , a través de sus circulaciones verticales como el paso continuo entre la complejidad de la creación musical hacia el placer sublime de la ejecución para el publico y la belleza de la música.

Funcionalidad El proyecto pone en valor la comodidad de los músicos, la facilidad de transporte de los instrumentos, y la reagrupación del público. Un proyecto compacto, organizado al rededor de un nodo central de distribución que permite distribuir de manera eficaz los principales flujos (músicos y público). Un sistema paralelo de conexiones verticales que dan acceso directo a las diferentes áreas escolares y permiten subdividir los flujos internos de estas áreas.

La yuxtaposición de las distintas familias del programa permiten que cada una funcione de manera independiente pudiendo, en caso de ser necesario, cerrar cualquiera de ellas sin afectar el funcionamiento general del edificio. El acceso general esta concentrado en un solo punto a nivel del boulevard, donde se ubicara tanto el personal de recepción de la escuela de música como el personal de recepción de las salas de concierto, esta centralización del acceso permite controlar de manera eficaz la seguridad del edificio. La sala de conciertos aforo 500 se encuentra justo debajo del nivel de recepción dándole a esta sala un uso mas continuo y versátil.

Salas de Concierto La proximidad entre el público y los músicos es parte intrínseca de la idea del proyecto para el Complejo Internacional de Acción Social por la Música. La música es un lazo, permite compartir, es un instrumento de comunicación. Las salas de concierto son compactas para permitir una buena acústica y visibilidad, y también son altas para obtener el volumen necesario. Al principio las salas fueron diseñadas a partir del principio de la “Shoebox”, pasaron luego por una evolución formal, para envolver más los elementos, y acercar lo máximo posible los músicos del público.

El proyecto responde al programa de dos salas de concierto grandes, de 1700 puestos y 1300 puestos, y de una más chica de 500 puestos. Esas salas son diferentes, para obtener acústicas diferentes, y así responder mejor a las especificidades de las diferentes orquestas. La sala grande de 1700 puestos del programa Infantil tiene vocación internacional, con una escena adaptable y una acústica variable que permite la puesta en escena de 400 músicos y un gran número de espectadores en el público. También puede recibir un programa de eventos. La otra sala de 1300 puestos privilegia los coristas y tiene su escena posicionada más en el centro del espacio. Si el concierto no tiene coristas, sus puestos pueden ser atribuidos a espectadores. La sala de 500 puestos es un auditórium adaptable pero que no contiene modularidades escenografías costosas.

Organización de las Salas de Concierto Ambas salas tiene el mismo nivel de referencia (+0.00), que es el de la escena. Llegar a este nivel desde la planta baja se hace por circulaciones verticales, que llevan a un espacio entre las dos salas de concierto, espaciadas por más de 20 metros. Este espacio es una gran planta de distribución hacia el espacio de los músicos al norte, y el espacio del público al sur, con los foyer abiertos hacia el parque. Los músicos pueden encontrarse libremente con el público en esos espacios, pero los espectadores no pueden entrar en el espacio de los músicos sin autorización, gracias a un servicio de control de la entrada.

Casa Ensamblaje / Alejandro Borges González

Alejandro Borges González Arquitecto: Alejandro Borges González Ubicación: Alto Hatillo, Caracas. Venezuela Estructura:Ing. Luis Alejandro Solís Instalaciones: Edgar Palumbo Gerencia de Obra: SIMBIOSIS Arquitectura +Gerencia Área: 840 Mts2. Año Proyecto: 2005 Año Ejecución: 2006 – 2009 Fotografías: Alejandro Borges González Ensamblaje se define como una forma de escultura compuesta de objetos “encontrados” dispuestos de tal manera que generan una sola obra. Cada objeto se puede interpretar por separado, pero forman parte de un todo integrado. En la casa ensamblaje se explora el potencial de la expresión tectónica de cada material. El aluminio reciclado, la piedra, la madera reciclada, el concreto texturizado, etc., son vistos como piezas que se ensamblan de distintas maneras, se perforan, se lijan, se pulen, se “arrugan” para generar una composición cargada de abstracción y de expresividad bajo la luz. Alejandro Borges González Ensamblaje integra por una parte, una pequeña casa existente, modificada en varias oportunidades, de la cual se mantuvo parcialmente la estructura y la cubierta inclinada, un plano topográfico muy irregular, una piscina existente en tensión con la estructura original, etc., y por otra, un nuevo programa, nuevas condiciones de vida de nuevos propietarios, una distinta lógica de organización, etc., lo que genera un conjunto complejo y diverso producto del aumento considerable del área de construcción de la casa. La manipulación formal del plano de aluminio busca asumir la tensión entre lo existente y lo nuevo por medio de un proceso de doblaje o “foulding” con el objeto de hacer evidente la integración de las partes, además de enmarcar la condición de lugar y orientación de la casa. El tema de la piel como elemento tri-dimensional se explora en distintos elementos tectónicos a través de la casa. Fragmentos verticales y horizontales de varios materiales con juegos de transparencias/opacidades, planos formados por pliegues o “arrugas” se articulan produciendo juegos visuales bajo la luz, en los que destacan las distintas pérgolas que cubren patios internos que buscan un reconocimiento de la condición de lugar, en la que la naturaleza es parte activa del paisaje. Alejandro Borges González Materiales y Productos La casa Ensamblaje genera un diálogo abierto entre distintos materiales que se valorizan entre sí para generar un efecto plástico preciso. En el plano quebrado unificador se utilizó aluminio reciclado, proveniente del desmontaje de una edificación industrial, incorporando los distintos formatos al diseño de la modulación. De igual manera, se construyeron paredes con madera reciclada producto de la demolición de pisos. Las piezas fueron re-formateadas y restauradas con la finalidad de ensamblarse verticalmente. Todas las piezas de concreto en pérgolas se construyeron en sitio. Componentes eléctricos, y sistemas de controles automáticos se utilizaron distintas empresas tales como Bticino, Lutron y Leviton. Vidrios: Electromega. Laminados: Laminova. Cocina: Parquetec. Piedras y Mármoles: Marvenca, Piedrazul.

Prototipo doméstico de sustitución ecológico en barrios de conformación paulatina / Distopía – Laboratorio de Ciudad

Open-uri20140729-12357-tu0bk3

Sostenibilidad Humana. Ecología y dinámicas urbanas en las ciudades del subdesarrollo.La situación ecológica a lo largo de muchos países del mundo, tiene una cara muy distinta a la que puede verse en aquellos que, habiendo alcanzado ciertas cotas de atención social, se pueden permitir el involucrarse masivamente en todo lo tocante al medio ambiente, su preservación y recuperación. En Latinoamérica, y más puntualmente en Venezuela, el problema ecológico, si bien agravado por la sobrepoblación de algunas de sus ciudades, es un mal menor en las grandes extensiones territoriales, deshabitadas o muy poco pobladas, que componen alrededor del 75% del espacio geográfico venezolano. Venezuela, según algunas fuentes, posee una huella de carbono negativa, es decir, la masa forestal, aunada a que el 70% de la energía eléctrica en el país proviene de turbinas propulsadas por agua (represas hidroeléctricas), conlleva a que el volumen de anhídrido carbónico (y otros gases de efecto invernadero) que se absorbe sea mayor al producido, en cierta manera el territorio venezolano, a pesar de sus múltiples problemas de contaminación urbana, mantiene en negativo la contaminación liberada a la atmósfera. La ecuación antes mencionada nos lleva entonces a comprender que el principal problema ambiental radica en el manejo urbano de los recursos y las problemáticas suscitadas debido a la mala disposición de desechos y residuos domésticos. El agravante de éstos problemas es que anterior a éste nivel de desarrollo, que partiría de la atención correcta al tema del desecho urbano, se encuentra aquel que contiene las problemáticas que ocupan la atención general del estado, elementos como la alta mortandad por actos violentos, la precariedad económica, entre otros; es por ello que nuestro enfoque hacia la sostenibilidad ha partido de la creación de un prototipo doméstico de sustitución que atienda a las necesidades urbanas, refiriendo dinámicas presentes actualmente en las comunidades a intervenir.

Sostenibilidad humana deviene en un concepto de la visión tropical del subdesarrollo, refiriendo a la ecología y la atención al medio ambiente como primer peldaño para garantizar una calidad de vida digna de sus habitantes. La vivienda integra, a su entorno doméstico, un proceso de sustitución que permitiría actuar sobre tejido barrial consolidado de alta densidad, como sería el caso de Petare o La Vega, por mencionar alguno, basándose en un contenedor que actúe como un recinto donde se acumulen todos los sistemas sostenibles; sobre el cual se posarían las actividades domésticas del cotidiano, dicho contenedor atiende a las situaciones que vulneran la calidad humana, actuando principalmente sobre el área de servicios (agua potable, aguas servidas y clasificación de desechos), y plegándose éstos a la situación tan particular del barrio y sus acontecimientos.