"No se quede corto": arquitecto polaco busca re-direccionar la polarización social en Chile

Con casi la mitad de la riqueza del mundo en manos del 1% de la población, los efectos espaciales y físicos de esta desigualdad se hacen cada vez más profundos y la mitigación de esta polarización social es cada vez más urgente. Un nuevo proyecto liderado por la Real Academia Danesa de Bellas Artes, en colaboración con Architects without Borders y Emergency Architecture & Human Rights.DK, está abordando este tema en Chile, con una propuesta desarrollada en uno de los asentamientos informales más grandes de Santiago.

El proyecto ha sido impulsado por Borys Wrzeszcz, arquitecto polaco que conoció de cerca la realidad del poblado a través de un intercambio estudiantil en la Universidad Católica de Chile. "La idea es mantener toda la estructura urbana existente, satisfacer las necesidades básicas de los habitantes proporcionando el acceso al agua, la electricidad y la posibilidad de construir estructuras de varios pisos. Hacerlo todo de la manera más barata posible y absolutamente compatible con los deseos de sus habitantes, y sin ningún daño a las zonas verdes existentes".