El nuevo Manhattan en el Desierto de Arabia

Open-uri20140829-6243-ags4mh

Vía Casa Vogue Arcilla, Agua, Barro y Arena son los cuatro ingredientes que se usaron para construír los primeros rascacielos en todo el mundo. La primera ciudad de rascacielos y llamada así desde el siglo XVI: Shibam (Yemen), es uno de los ejemplos más antiguos y mejores de planificación urbana basada en el principio de la construcción vertical. Hoy vuelve a elevarse esta antigüedad a 30 metros de altura, para crear la ciudad de las grandes estructuras, que tiene el apodo de “Manhattan del Desierto”. Más información, después del Salto.  A veces llamado el “Chicago del desierto” o la “Manhattan del desierto”, la antigua ciudad de Shibam se presenta a los historiadores y urbanistas, uno de los ejemplos más tempranos y más perfecto de una planificación rigurosa basada en el principio de la construcción vertical.