Juhani Pallasmaa, Jurado del Pritzker: "Hemos tratado de seleccionar arquitectos que no fueran los más obvios"

En la reciente edición de MEXTRÓPOLI en Ciudad de México, el equipo de ArchDaily entrevistó al arquitecto y profesor finés Juhani Pallasmaa, de dilatada trayectoria académica y profesional: ex Decano de la Universidad de Tecnología de Helsinki, ex Director del Museo de Arquitectura Finlandesa, ha publicado 24 libros y más de 300 ensayos en 30 idiomas. En su calidad de Jurado del premio Pritzker desde 2009, esta conversación recoge sus impresiones sobre una de las principales razones que motivan al Jurado a escoger a los galardonados de los últimos años.

¿Por qué Lu Wenyu renunció al Premio Pritzker?

En septiembre de este año se realizó el octavo Hay Festival, en la ciudad de Segovia, España. Hay Festival reunió un interesante programa de actividades culturales, que este año además conmemoraba los 40 años de relación entre España y China, escenario que propició la visita del premio Pritzker de Arquitectura 2012, Wang Shu. Pero Wang Shu no acudió sólo a esta invitación, haciéndose partícipe de conferencias y debates en torno a la arquitectura contemporánea china junto a su esposa, Lu Wenyu.

La arquitecta Lu Wenyu fundó junto a Wang Shu “Amateur Architecture” el año 1998, y ha participado junto a su marido en la totalidad de los proyectos de autoría del estudio chino. Por eso causó diversas reacciones en el mundo de la arquitectura, el hecho de que el reconocimiento no hubiese recaído en la dupla. En ocasiones anteriores, el premio Pritzker ya había sido entregado a socios, como en la entrega del Pritzker 2001 a Herzog & de Meuron, y el 2010 a SANAA, estudio liderado por Kazuyo Sejima y su socio y pareja, Ryue Nishizawa. Décadas antes, el Pritzker ya había tenido su episodio polémico con la entrega del galardón exclusivamente a Robert Venturi, desmereciendo así la labor conjunta que realizara con su esposa y socia al momento de la entrega del galardón, Denise Scott Brown. Surgía de esta forma nuevamente la pregunta, ¿por qué la esposa de Wang Shu y socia fundadora de “Amateur Architecture” no había ganado el premio Pritzker?

¡Feliz cumpleaños Thom Mayne!

 “No podemos ir hacia atrás, sólo podemos ir hacia donde la trayectoria de la evolución nos está llevando y adaptar las ideas sobre nosotros mismos y nuestra existencia a ese curso” 

Hace 69 años nació uno de los arquitectos estadounidenses más destacados en los últimos años. “Su visión arquitectónica, su filosofía, no derivan ni del estilo moderno ni de las influencias asiáticas, ni siquiera de los clásicos norteamericanos del pasado siglo. Su carrera se ha caracterizado siempre por su deseo de crear una arquitectura ORIGINAL, una de las pocas que representan perfectamente el estilo del sur de California y, en especial, de Los Ángeles”, palabras del jurado al recibir el premio Pritzker  en 2005. 

Repasamos brevemente la carrera de la cabeza del grupo Morphosis   y co-fundador del Instituto de Arquitectos del Sur de California   SCI-Arc), después del salto. 

Wall Street Journal nombra a Wang Shu ‘Innovador del año 2012′

© Iwan Baan El Wall Street Journal anunció a Wang Shu como el “Innovador del Año 2012″ en arquitectura, elogiando su “engañosamente simple” visión que está “dibujando un nuevo plano arquitectónico para su país”. El arquitecto chino de 49 años de edad, cuyo trabajo ha sido descrito como el “nuevo estilo regional” de China, es uno de los arquitectos más influyentes de lo que se está convirtiendo en uno de los países más importantes del mundo. Después de fundar una pequeña oficina de arquitectura con su esposa, Lu Wenyu, en 1997, el Premio Pritzker 2012 ha creado una serie de aclamados proyectos por toda China, desde edificios cívicos a viviendas particulares o pabellones de exposición. Algunas de sus obras más importantes incluyen el monumental Museo de Arte de Ningbo, construido con materiales recuperados localmente, y el Campus Xiangshan de la Academia de Arte de China. Ambos proyectos presentan el innovador balance de Shu entre la arquitectura china tradicional y contemporáneo, que se mantiene profundamente arraigada dentro de su contexto. Conoce más de su obra aquí. Más información sobre Wang Shu y su obra, aquí en Plataforma Arquitectura. También, puedes ver el artículo en The Wall Street Journal aquí y ver la lista completa de ganadores al Innovador del Año, aquí. © Iwan Baan

Ceremonia Pritzker 2012: Wang Shu

El viernes pasado asistimos a la ceremonia de premiación del Pritzker 2012 en Beijing, donde el arquitecto chino Wang Shu de Amateur Studio recibió este “Nobel de Arquitectura”.

El año pasado, la ceremonia se realizó en Washington DC con la presencia del Presidente del los Estados Unidos, Barack Obama, y este año también se realizó dentro de un importante contexto político en el People’s Hall de Beijing, con la presencia de oficiales del gobierno relacionados al desarrollo urbano de China, incluyendo el Intendente de Beijing y el Ministro de Vivienda y Desarrollo Urbano-Rural.

Lecciones de luz: Luis Barragán

Open-uri20140723-19943-8t24qv

Décadas después de su muerte, la profecía de Luis Barragán podría revivir en esta época donde las soluciones ecológicas son las que se buscan por todos lados. Siendo partidario del uso de la luz natural, muchas obras de él demuestran que se puede establecer un estilo arquitectónico entre luz y formas. Esto da mucha inspiración a aquel arquitecto de iluminación que busca nuevas tendencias en la arquitectura. A continuación, retomamos una apreciación hacia algunas de las obras de Barragán que ejemplan el uso de la luz natural.

Souto de Moura, Pritzker 2011, enfrentando la crisis

Open-uri20140801-28893-z07qgb

Eduardo Souto de Moura, frente a la Casa das Histórias Paula Rego. Foto por Francisco Nogueira El arquitecto portugués ganador del Pritzker el año 2011, Eduado Souto de Moura ha declarado recientemente en una entrevista para El Mundo, lo difícil que le ha resultado encontrar trabajo en su país natal e incluso en su país vecino, España. Asegura que, incluso siendo poseedor del máximo galardón en la arquitectura, las oportunidades para poder trabajar han sido escasas. Proyectos residenciales y de obra pública se han visto significativamente disminuidos en la Península Ibérica, realidad que le ha obligado a buscar nuevas oportunidades en el resto de Europa, Italia y Francia por sobre todo. A sus 59 años de edad y 30 de oficio, comenta lo arduo que es trabajar lejos de su oficina, actualmente ubicada en la ciudad de Oporto, Portugal. Por ahora el único proyecto que mantiene en Portugal es el embalse de Foz Tua para la empresa Energías de Portugal. Mientras que en España estaba encargado de un proyecto residencial en Barcelona, el que fue cancelado por falta de financiamiento. “La arquitectura portuguesa se convirtió en una profesión de moda antes de la crisis, con más de una veintena de escuelas formando a más de 2.000 arquitectos al año. Después del ‘boom’, ahora muchos se van a Venezuela, EEUU, Canadá, Francia o Suiza”, señaló. Tras el Pritzker han aumentado las invitaciones a participar de concursos en el extranjero, donde se compite con otros “400 o 600 arquitectos”. Souto de Moura calcula que en promedio gana 1 por cada 8 concursos, y uno por cada 4 proyectos se construye. Noticia vía El Mundo

La obra de Wang Shu en Fotografías por Clemente Guillaume

NINGBO_WANG SHU Clement Guillaume A través de la lente del fotógrafo Clemente Guillaume, podemos ver una recopilación de imágenes de las obras del ganador del Premio Pritzker 2012, Wang Shu, el arquitecto chino, fundador de la Amateur Architecture Studio. Los proyectos fotografiados a continuación incluyen la Nueva Academia de Arte en Hangzhou, Nanjing CIPA, Cinco Casas Dispersas, Museo Histórico de Ningbo, Zhongshan Lu y Departamentos Verticales. Los proyectos de Shu demuestran un enfoque moderno y progresista que reconoce la rica tradición de la arquitectura china. A  continuación te invitamos a disfrutar esta inmensa galería. CAMPUS HANGZOU_WANG SHU Clement Guillaume CAMPUS HANGZOU_WANG SHU Clement Guillaume CAMPUS HANGZOU_WANG SHU Clement Guillaume   NINGBO_WANG SHU Clement Guillaume VERTICAL HOUSES_WANG SHU Clement Guillaume ZHONGSHAN LU_WANG SHU Clement Guillaume NINGBO_WANG SHU Clement Guillaume  

Plataforma Libros: Especial Ganadores Pritzker

A motivo de que recién se anunció que el nuevo ganador del prestigioso  Premio Pritzker es el arquitecto chino Wang Shu, queremos seguir con el tema del momento, y mostrarles una selección de nuestra Sección de Libros de Plataforma Arquitectura dedicada especialmente a los grandes arquitectos que han recibido este galardón en el pasado.

A continuación esta selección de libros de algunos de los arquitectos que han recibido el prestigioso premio. 1. Richard Meier, Ganador 1984

Arquitecto por la Cornell University, Richard Meier establece su propio despacho en Nueva York en 1963, formando parte del grupo conocido como los Five Architects de Nueva York. Este libro incluye 70 obras y proyectos ordenados cronologicamente que van desde sus primeras casas unifamiliares en las cercanias de Nueva York, hasta sus obras mas recientes para centros culturales, museos, edificios para grandes empresas y planes urbanisticos en diferentes ciudades de Europa, Asia y Estados Unidos. En 1984 Richard Meier recibio el premio Pritzker, el galardon mas prestigioso a nivel mundial en el campo de la arquitectura.

2. Oscar Niemeyer, Ganador 1988

En este pequeño libro, de apenas 80 páginas, contiene fotografías de las obras más destacadas del centenario arquitecto brasileño y tiene como principal aportación al estudio de la obra de Niemeyer una entrevista realizada por Fritz Utzeri en donde el maestro explica su visión respecto a su obra, con la claridad y amenidad que lo caracteriza. Fácilmente asequible por su precio y recomendable para conocer un poco del pensamiento de este genial arquitecto.

3. Rem Koolhas, Revista el Croquis, Ganador 2000

Este volumen de monografía de la editorial El Croquis resume el trabajo del arquitecto Rem Koolhaas en la firma OMA durante los años 1987 – 1998, incluyendo proyectos como Kunsthalle, Rotterdam (1992), Anillo Urbano de Yokohama (1992), Dos Bibliotecas para Jussieu, Paris (1992), Nuevo Aeropuerto Internacional de Seúl (1995), y muchos más.

4. Zaha Hadid, Ganadora 2004

Libro de la editorial El Croquis , dedicado a las obras de la arquitecta, considerando los años 1983 al 2001. En esta edición se muestra una pequeña biografía, una entrevista, varias conversaciones y más de 30 obras y proyectos.

5. Jean Nouvel por Marco Casamonti, Ganador 2008

Una selección de las mejores obras del arquitecto y de sus proyectos a través de una documentación gráfica, fotográfica y con una gran variedad de textos. Una serie de imágenes de introducen al lector en el estilo arquitectónico de Nouvel, mientras un ensayo ilustra por temas la figura de las interpretaciones más importantes de su trabajo de acuerdo a la historia o la crítica de la producción actual.

6. Peter Zumpthor, Atmospheres, Ganador 2009

Al referirnos de Peter Zumthor, nos encontramos con un arquitecto cuya principal preocupación es hacer una arquitectura de calidad. Una arquitectura que lo llegue a mover, que sea trascendental. Y para él, ello conlleva a una palabra, atmosfera. En este libro, Peter Zumthor habla de crear atmosferas que causen un impacto, que sean realmente interesantes, pero para poder llegar a esto, nos revela 9 pasos que le permiten crear atmosferas en sus obras.

7.Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa, Revista el Croquis, Ganadores 2010

La edición número 139 de la Revista el Croquis está dedicada a los arquitectos Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa y a su obra transcurrida entre los años 2004 al 2006. Las obras están divididas en tres secciones, la primera refiriendo a las obras diseñadas por ambos arquitectos bajo el estudio en conjunto SANAA, y las otras dos corresponden a sus estudios personales.

8. Eduardo Souto de Moura, Revista el Croquis, Ganador 2011

La edición número 148 de la revista el Croquis está dedicada a la figura del arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura. La publicación consta de una interesante conversación con el arquitecto  y la presentación de  sus obras comprendidas entre los años 2005 a 2009.

Infografía: La Historia del Pritzker

Open-uri20140731-28893-ehx694

La obra de Wang Shu, Premio Pritzker 2012

Museo Histórico de Ningbo © Lv Hengzhong, Cortesía de Amateur Architecture Studio Hoy, Wang Shu de Amateur Architecture Studio ha sido anunciado como el ganador del Premio Pritzker, el reconocimiento más importante para la arquitectura. A continuación encontrarán una selección con sus proyectos más recientes como la Nueva Academia de Arte en Hangzhou, la Casa de Cerámica y el Museo Histórico de Ningbo.

 Campus Xiangshan, Academia de Arte de China, Etapa I (2002-2004)

Campus Xiangshan, Academia de Arte de China, Etapa I © Lu Wenyu, Cortesía de Amateur Architecture Studio

Museo de Arte Contemporáneo Ningbo (2001-2005)

Museo de Arte Contemporáneo Ningbo © Lv Hengzhong, Cortesía de Amateur Architecture Studio

Jardín de Baldosas (2006)

Jardín de Baldosas © Lu Wenyu, Cortesía de Amateur Architecture Studio

Cinco Casas Dispersas (2003-2006)

Cinco Casas Dispersas, Cortesía de Amateur Architecture Studio

Casa de Cerámica (2003-2006)

Casa de Cerámica © Lv Hengzhong, Cortesía de Amateur Architecture Studio

Departamentos Verticales Courtyard (2002-2007)

Departamentos Verticales Courtyard © Lu Wenyu, Courtesy Amateur Architecture Studio

Campus Xiangshan, Academia de Arte de China, Etapa II (2004-2007)

Campus Xiangshan, Academia de Arte de China, Etapa II © Lv Hengzhong, Cortesía de Amateur Architecture Studio

Museo Histórico de Ningbo (2003-2008)

Museo Histórico de Ningbo © Lv Hengzhong, Cortesía de Amateur Architecture Studio

Pabellón Ningbo Tengtou (2010)

Pabellón Ningbo Tengtou, Cortesía de Amateur Architecture Studio

Wang Shu por Alejandro Aravena

Open-uri20140731-28893-prpi60
Open-uri20140731-28893-31zfrr
Open-uri20140731-28893-179hjep
Open-uri20140731-28893-17mc9rr

Museo de Historia de Ningbo Iwan Baan Tuvimos la oportunidad de entrevistar al arquitecto chileno Alejandro Aravena, jurado del Premio Pritzker desde el 2009,  y nos cuenta más sobre su visión del trabajo del ganador del Premio Pritzker 2012 Wang Shu y la decisión del jurado, además de citar conversaciones con el arquitecto Chino.  La extraordinaria arquitectura de Wang Shu puede ser consecuencia de su capacidad de combinar talento e inteligencia. Esta combinación le permite producir una obra maestra cuando el encargo requiere un monumento, pero también le permite producir una arquitectura cuidadosa y contenida cuando un monumento no viene al caso. La intensidad de su trabajo puede deberse a su relativa juventud, pero la precisión y propiedad de sus operaciones habla al mismo tiempo de una gran madurez. Consideremos el Museo Histórico de Ningbo por ejemplo: es de una potencia que merece sin duda alguna ser llamado una obra maestra. Uno no visita el edificio; uno es “golpeado” por el edificio. Recuerdo haber sentido algo así pocas veces en la vida, como cuando visité el Parlamento de Kahn en Bangladesh o su Instituto Indio de Administración en Ahmedabad. Ser “golpeado” por un edificio pasa rara vez en arquitectura porque ese tipo de experiencia pertenece más bien al campo de la música o el cine, donde la experiencia de una obra puede emocionar al punto de modificar el estado de animo en un sentido profundamente positivo. Lamentablemente nada de esto puede ser transmitido por las fotografías. Luego está el uso distintivo que hace de materiales de descarte que provienen de otras construcciones. Esa técnica no sólo tiene sentido en términos de sustentabilidad, sino que introduce una cierta “historia” en la construcción al darle al muro una especie de “sobredosis de tiempo” sin tener que esperar al envejecimiento. Además transforma cada parte del edificio en un evento único e irrepetible porque cada cm2 es distinto al otro. Esta variación dentro de la unidad, no sólo tiene un valor estético, sino que permite absorber los errores de construcción que una mano de obra no calificada puede producir en un volumen de gran tamaño. Idealismo y pragmatismo se sintetizan así en una única operación. Museo de Historia de Ningbo Iwan Baan Sobre esta técnica constructiva, el dijo que estaba recuperando una tradición que estaba desapareciendo, la cual consistía en usar materiales sobrantes de desastres naturales como terremotos o tifones, colocando ladrillos, tejas o piedras, capa sobre capa para reparar una grieta o cubrir un hoyo. El “sólo” llevó el sistema a una escala distinta, a la escala de todo el edificio. La importancia de recuperar esta técnica es pragmática, histórica y cultural. El dijo que creía que la arquitectura era un trabajo colaborativo. Al emplear gente que dominaba un saber que él no tenía, se establecía un diálogo creativo durante la construcción, un proceso de aprendizaje y enseñanza mutua al cual cada uno contribuía con su propio conocimiento: el, en cuanto arquitecto del proyecto, les proponía a los trabajadores cosas que ellos no sabían, pero cuando iba a la obra, los trabajadores le enseñaban cosas que él no sabía. Esto lleva al debate sobre el control creativo de la obra. El dijo que estaba buscando la precisión del sentimiento más que la perfección de la construcción; que él creía que el edificio tenía un sentimiento preciso. Esto es algo que hay que concederle porque si hay algo meridianamente claro en su trabajo, es su capacidad de producir una obra potente, que opera incluso a nivel de las emociones. Nueva Academia de Arte en Hangzhou Iwan Baan Por otra parte, está la Academia de Artes de Hangzhou, en la cual se debían construir unas cuanta decenas de edificios, desde pabellones hasta dormitorios, desde salas de clases hasta edificios administrativos, todos en un plazo relativamente corto. La pregunta era aquí por la capacidad de producir el tejido medio de la ciudad. Wang Shu fue capaz de escapar al riesgo de la monotonía que un encargo de esta escala podría haber generado, sin sobreactuar innecesariamente cada pieza; logró equilibrar la individualidad de cada elemento con la capacidad de pertenecer a un conjunto. Al mismo tiempo fue capaz de evitar la eventual mediocridad y disolución de la calidad que puede ocurrir en un proyecto tan masivo, por medio de introducir en la totalidad de la operación una cierta contención. Finalmente es evidente que fue capaz de entender que a esta escala, no se trata sólo de los edificios sino también del espacio entre ellos. La vitalidad del complejo, inundado de vida estudiantil, es la prueba inequívoca del éxito y propiedad de la estrategia adoptada. Todo esto hace que su trabajo sea a la vez alentador e inquietante. La condición extraordinaria de su arquitectura fue alcanzada usando materiales ordinarios universalmente disponibles, con mano de obra poco calificada, trabajando con presupuestos ajustados, casi poco tiempo para construir y para proyectar y con una oficina pequeña. La mayoría de los arquitectos del mundo debe encontrar éstas condiciones familiares y similares a sus propias circunstancias. En ese sentido es alentador porque hace pensar que cada uno también podría hacerlo; ofrece una especie de esperanza y optimismo para todos los arquitectos que también deben producir un entorno construido de calidad trabajando en medio y condiciones adversas. Pero esto mismo hace su trabajo inquietante, porque edificios extraordinarios fueron hechos con medios ordinarios. En esta dualidad yace el potencial de transformarse en un referente, porque para que ello ocurra, se necesita alguien suficientemente cercano para que la gente se pueda indentificar con él, pero a la vez alguien suficientemente lejano para que represente un desafío. Wang Shu es un ejemplo notable que muestra que para hacer la diferencia, lo que se necesita es formular la pregunta de manera correcta, entender e integrar las restricciones de un problema (y no sólo reclamar de ellas) y elegir las operaciones apropiadas para trascender las dificultades. La belleza de todo esto, es que el lo hace aparecer algo fácil sencillo, con la naturalidad propia de la gran arquitectura. Nueva Academia de Arte en Hangzhou Iwan Baan La arquitectura de Wang Shu ha sido capaz de sintetizar además el debate entre lo local y lo global. Ha logrado probar que ellos no tiene por qué ser términos excluyentes. Sus obras están fuertemente enraizadas en su contexto cultural, económico, ambiental y estético; y sin embargo es capaz de producir una obra de alcance universal. Sobre su relación con el lugar, el dijo que su aproximación consistía en prestar una atención cuidadosa al contexto, a las circunstancias y restricciones. En ese sentido, el empleo de una cierta técnica constructiva está íntimamente ligado a lo local. Si el tuviera que trabajar en otro lugar, el destinaría un tiempo para entender esas condiciones del nuevo lugar y poder así proponer una estrategia ad-hoc. Esto revela que su aproximación está lejos de ser nostálgica o romántica, sino es más bien pragmática y sensible. Y como consecuencia de ello, su arquitectura es pertinente, viene al caso. Lo mismo ocurre respecto de la historia; su trabajo está fuertemente enraizado en la tradición, sea ésta la de los constructores o la de las personas que habitarán sus proyectos. Y sin embargo, al mismo tiempo, es capaz de producir no sólo edificios extraordinariamente contemporáneos, sino que, como toda gran arquitectura es capaz de trascender hacia un cierto nivel de atemporalidad.   Sobre Alejandro Aravena Nace en Chile en 1967, abre su oficina luego de graduarse como arquitecto de la Pontificia Universidad Católica de Santiago en 1992. Ha desarrollado su trabajo principalmente en el área institucional y edificios públicos, como las Torres Siamesas, las escuelas de Medicina, Arquitectura y Matemáticas de la Universidad Católica, y el nuevo edificio de residencias y comedor para la St Edward’s University en Austin, Texas. Es uno de los fundadores y actualmente Director Ejecutivo de Elemental, un “Do Tank” que opera sobre proyectos de vivienda social, espacios públicos, infraestructura y transport. Elemental es apoyado por la Universidad Católica y Copec. Aravena ha sido profesor visitante de la Graduate School of Design de Harvard, y es el profesor de la cátedra Elemental de la Universidad Católica. Fotografías Iwan Baan.  

Premio Pritzker 2011: Eduardo Souto de Moura

Eduardo Souto de Moura, Premio Pritzker 2011, frente al Museo Casa das Histórias de Paula Rego. Foto por Francisco Nogueira. Hoy se anunció el ganador del Premio Pritzker 2011: Eduardo Souto de Moura. El  arquitecto Portugués de 58 años comenzó trabajando junto a Alvaro Siza, quién también fue premiado con el Pritzker, el año 1992. Abrió su propia oficina en 1980, iniciando una destacada trayectoria que cuenta al día de hoy más de 60 proyectos, la mayoría de ellos en Portugal, y también en España, Alemania, Italia, Reino Unido y Suiza. “Durante las últimas tres décadas, Eduardo Souto de Moura ha producido un trabajo contemporáneo, pero que al mismo tiempo hace eco de las tradiciones arquitectónicas. Sus edificios poseen la habilidad única de transmitir caracteres aparentemente incompatibles – poder y modestia, coraje y sutileza, fuerte carácter público e intimidad – al mismo tiempo.” - Lord Palumbo, Chairman del jurado. Estadio de Braga por Eduardo Souto de Moura (2004) Luis Ferreira Alves Dentro de sus obras más destacadas encontramos el Estadio de Braga (2004), una imponente estructura de hormigón que aprovecha la topografía del sitio delimitar el edificio, cumpliendo con lo que Souto de Moura denomina buena arquitectura: la coexistencia de lo natural con lo hecho por el hombre. Estadio de Braga por Eduardo Souto de Moura (2004) Luis Ferreira Alves Torre en Burgos, Eduardo Souto de Moura (2007) Luis Ferreira Alves Torre en Burgos, Eduardo Souto de Moura (2007) Luis Ferreira Alves Otra de las obras destacadas por el jurado fue la Torre de Burgos, terminada el año 2007 en Porto, su ciudad natal: Dos edificios, uno vertical y uno horizontal en distintas escalas, capaces de dialogar entre sí y con el paisaje urbano. Para Souto de Moura fue todo un desafío: “Una torre de 20 pisos de oficinas es un projecto inusual para mí. Empecé mi carrera haciendo viviendas unifamiliares”. Casa Nº 2 en Bom Jesus, por Eduardo Souto de Moura Luis Ferreira Alves Y sin duda vivienda ha sido lo que más ha diseñado durante su carrera, con partidos generales muy potentes. El jurado destacó la Casa Nº2 en Bom Jesus por su “peculiar riqueza a través de las delicadas bandas de hormigón de sus muros exteriores”. Sobre esta, Souto de Moura ha dicho que “al estar el sitio en una pendiente empinada mirando sobre Braga, decidimos no hacer un gran volumen puesto en la cima. A cambio, hicimos una construcción en 5 terrazas con muros de contención, con una función diferente para cada terraza — árboles frutales en el nivel inferior, luego una piscinas, las partes principales de la casa en la siguiente, los dormitorios en la cuarta terraza, y luego en la parte superior plantamos un bosque”. Museo Paula Rego, Casa das Histórias, por Eduardo Souto de Moura (2008) FG + SG Fernando Guerra Entre su obra más reciente encontramos el Museo Casa das Histórias, dedicado a la obra de la pintora portuguesa Paula Rego. “Cuando la pintora me escogió como su arquitecto, tuve la suerte de escoger el sitio. Este estaba rodeado de un bosque con un claro en la mitad. En base a la elevación de los árboles, propuse una serie de volumenes de alturas variables. Desarrollando este juego entre lo artificial y lo natural, me ayudó para definir el color exterior, concreto pigmentado rojo, un color contrapuesto al verde del bosque. Dos grandes pirámides a lo largo del eje de entrada evitaron que el proyecto fuera una neutral suma de cajas”.

Ceremonia Pritzker 2010: SANAA

SANAA Al igual que el año pasado, fuimos invitados a la ceremonia del Premio Pritzker. En esta ocasión los laureados fueron los japoneses de SANAA, en una ceremonia que se realizó en Ellis Island, Nueva York. Nuestra corresponsal Karen Cilento nos cuenta los pormenores del evento (junto a fotos exclusivas), donde compartió junto a arquitectos como Renzo Piano, Frank Ghery, Williams + Tsien, Alejandro Aravena, Thom Mayne y Rafael Moneo: Premiados con la máxima distinción que puede recibir un arquitecto, los nuevos laureados fueron constantemente alabados durante la velada por su capacidad de enseñarnos que lo que no está presente puede ser tan importante como lo que sí lo está. Con la presencia de arquitectos que han recibido la distinción en años anteriores, como Renzo Piano, Frank Gehry, Thom Mayne, Richard Meier, Jean Nouvel, y Rafael Moneo, el director del jurado Lord Palumbo comentó sobre la manera de trabajar de SANAA; un intenso proceso de diseño colaborativo que se balancea entre estas dos mentes, en la cual es imposible distinguir quien es el responsable de cada decisión arquitectónica en sus proyectos. Si bien ambos comparten filosofías similares en cuanto a luz, forma y espacio, sus diferencias crean un “sinfín de posibilidades”. Sejima explicó que dentro de SANAA hay actualmente tres oficinas: cada uno (Kazuyo y Ryue) con su propia oficina, las que se unen para discutir y criticar sus trabajos bajo el nombre de SANAA. Mientras algunos critican este proceso por ser poco eficiente y confuso, Sejima argumenta, con una risa, que esta organización simplemente refleja el como les gusta trabajar. Durante los últimos 15 años, Sejima y Nishizawa han creado proyectos que ofrecen a los habitantes una experiencia ligada al entorno. El equipo es conocido por estar constantemente tirando ideas que luego son revisadas, descartadas o vueltas a desarrollar para llegar a nuevas aproximaciones. El trabajo de SANAA por lo general se posa ligeramente sobre el suelo, en lo que parece ser “una mágica paradoja en donde nada parece suceder, mientras está todo pasando”. Durante la ceremonia, Sejima y Nishizawa fueron muy amables y a la vez considerados, agradeciendo a todas las personas que han influido en su proceso de diseño. El dúo explicó que recibir el Pritzker les da aliente e inspiración para continuar su búsqueda de soluciones innovadoras en la arquitectura. Como consejo a las generaciones más jóvenes de arquitectos, algo simple pero significativo: “práctica y continuidad”. Estamos seguros que SANAA seguirá sus propios dichos y continuarán haciendo lo que mejor hacen. - Karen Cilento

Premio Pritzker 2010: SANAA

Open-uri20140729-12357-1ifipl9

Ryue Nishizawa y Kazuyo Sejima, Foto por Takashi Okamoto, cortesía de SANAA Aún no se actualiza el sitio web oficial del Premio Pritzker, pero ya tenemos la confirmación del ganador de este año: La oficina japonesa SANAA dirigida por Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa. Los japoneses están en la lista de los favoritos desde al año pasado, junto a Steven Holl. Obras de SANAA publicadas en Plataforma Arquitectura: