Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
¿Cómo lacar un tablero MDF? | Masisa
  1. ArchDaily
  2. Productos
  3. Guías Técnicas y Consejos
  4. ¿Cómo lacar un tablero MDF?

¿Cómo lacar un tablero MDF? | Masisa

Compartir
Solicitar más información / Cotizar
Debes ingresar un nombre valido
Debes escribir un formato de correo valido
Debes ingresar un teléfono valido
Tu mensaje debe tener al menos 10 caracteres
Quiero recibir una muestra
Al solicitar esta cotización, estás de acuerdo con nuestros Términos y condiciones y Política de Privacidad.

Más sobre este producto

Este artículo presentado por Masisa nos explica paso a paso cómo barnizar o lacar un tablero MDF con el objetivo de darles un mejor acabado para su uso en diseño de interiores y fabricación de mobiliario.

El lacado es un acabado que entrega un sinnúmero de ventajas al material, entre las cuales se cuentan dureza, brillo e impermeabilidad como las más importantes. Para lacar un mueble primero necesitas conocer los materiales y herramientas a utilizar, enlistados a continuación.

Materiales

  • 1 Lija Grano 220 como mínimo
  • Diluyente
  • Sellador de Madera
  • Laca

Herramientas a utilizar

  • Brocha
  • Pistola, Muñequilla
  • Paño

Una vez provisto de materiales e instrumentos, podrás hacer el trabajo del lacado en 4 pasos.

1. Preparación del tablero

Para lograr un buen acabado es necesario que la humedad relativa de la madera esté en un rango de 12 a 14%, habitual en los tableros Masisa. Las piezas deben estar bien lijadas, calibradas y libres de polvo. Es necesario tener especial cuidado en los cantos, puesto que se produce una mayor absorción de tinta o laca por lo que la superficie debe quedar más cerrada.

Las lacas y barnices no tienen capacidad de relleno, por lo que cualquier raya en la superficie del tablero será visible aun después del proceso de lacado, más aun si se utiliza una terminación incolora o lacado de alto brillo. Para el lijado es recomendable considerar que el grano del papel lija sea lo suficientemente pequeño para que no se note el rayado (lija grano 220 como mínimo).

2. Teñido

Los tintes que se emplean para estos efectos son generalmente pigmentos en base a solventes. Existen también pigmentos de agua, pero levantan más la fibra superficial y tienen un mayor tiempo de secado. Debido a que se puede producir una absorción excesiva de tinta en los cantos y con ello un oscurecimiento no deseado, se recomienda realizar un chequeo previo. La aplicación de un sellador de secado rápido, permite un mejor control del tono deseado en los cantos.

Luego será necesario aplicar el tinte con una brocha en forma rápida y homogénea y en una cara a la vez, para evitar una terminación manchada. Se puede utilizar también un paño o una técnica de inmersión en un estanque.

Con la técnica de tu elección puedes aplicar una o más manos, dependiendo de la intensidad deseada. Luego de esperar unos minutos, habrá que remover el exceso de tinta con un paño limpio y suave, frotando en una dirección a lo largo de la superficie elegida. Finalmente, déjalo secar varias horas a temperatura ambiente.

3. Sellado

El paso siguiente es sellar los poros de la superficie con un sellador de madera de base nitrocelulósica (piroxina) o de poliuretano. Se puede aplicar con pistola, muñequilla o cortina, diluido previamente con diluyente, para adaptar la viscosidad según instrucciones del fabricante. La aplicación del sellador debe efectuarse de manera controlada, aplicando 2 a 3 manos según el nivel de sellado deseado.

Las lacas selladoras en general se pueden lijar después de 45 minutos aproximadamente. Es recomendable efectuar este proceso con apeo lija 320 como mínimo para lograr una buena terminación. La madera sellada tiene menor capacidad de absorción, por lo que se obtendrán buenos resultados en cuanto a brillo cuando se apliquen lacas o barnices de terminación brillante.

4.1. Lacado incoloro

Una vez teñida y sellada la pieza, es necesario aplicar una mano de laca. La diferencia entre barniz y laca es que esta última es de secado ultra rápido, con el consiguiente aumento de productividad. Las lacas pueden ser de tipo nitro-sintético (lacas duco) y de tipo poliuretano (también llamada de dos componentes o PU). Este sistema se diferencia en que el poliuretano aporta a la superficie mayor dureza y resistencia a los agentes externos. Los barnices se diferencian entre sí por el tipo de resina que poseen, ya sean vinílicas, acrílicas o alquídicas, siendo esta última de mayor uso en la actualidad.

Antes de la utilización de la laca es necesario asegurarse de que la viscosidad se ajuste a las normas indicadas por el fabricante y adaptadas a la forma de aplicación, que en general se recomienda que sea pistola, por su aplicación más uniforme y porque permite agregar mayor cantidad de capas de espesor más delgado para una superficie mejor terminada. Se recomienda iniciar el barnizado por la parte menos importante del mueble (laterales, traseras, partes internas, etc.), para luego pasar a las caras externas (caras vistas). Así se asegura la obtención del tono deseado con anticipación.

Luego de la primera mano de barniz es necesario suavizar levemente con papel lija grano 280 – 320, con el fin de eliminar posibles fibras del tablero que se hayan levantado. Luego se aplica una segunda mano de barniz. Si el secado es al aire, la temperatura ambiente deberá estar comprendida entre los 18° y los 24ºC y la humedad relativa de aire fluctuar entre los 40 y 80% (sobre este valor existe un riesgo de pérdida de brillo y adherencia, producto de la condensación de humedad sobre la superficie).

Finalmente, si se desea otorgar más brillo a la superficie se puede aplicar también una laca de terminación brillante siguiendo prácticamente los mismos pasos, con las precauciones indicadas a continuación.

4.2. Lacado extra-brillo

Acabados coloreados

En general se puede dar un acabado coloreado aplicando cualquier producto sobre la superficie de MDF, ya sea esmalte, laca u óleo. Se recomienda un producto formulado especialmente para mueblería, así se asegura una óptima calidad y un tiempo de secado mínimo. Para la preparación del tablero y sellado se pueden seguir las mismas indicaciones de barnizado o lacado incoloro.

Aparejo

Para dar un acabado final coloreado a un mueble, es necesario aplicar primeramente una mano de aparejo o masilla para homogenizar la superficie en color y textura. La aplicación del aparejo se puede realizar con pistola en 2 a 3 manos utilizando diluyente, para ajustar la viscosidad, en las cantidades recomendadas por el fabricante. Se debe dejar orear al menos una hora para después aplicar una lija fina de grano 360 – 400, y posteriormente aplicar laca de terminación.

Lacado

Se aplica la laca del color deseado con pistola y debidamente diluida según recomendación del fabricante. Se recomienda aplicar 2 a 3 manos para obtener un acabado coloreado óptimo.

Solicitar más información / Cotizar

Solicitar más información / Cotizar

Debes ingresar un nombre valido
Debes escribir un formato de correo valido
Debes ingresar un teléfono valido
Tu mensaje debe tener al menos 10 caracteres
Quiero recibir una muestra
Al solicitar esta cotización, estás de acuerdo con nuestros Términos y condiciones y Política de Privacidad.
¡Tu solicitud ha sido enviada! ¿Quizás quieras pedir información de estos productos similares?
Ya solicitaste información sobre este producto.

Productos Relacionados

Guia para encontrar la cortina que necesitas

Hunter Douglas Window Covering

Listones Decofaz - Guía Cómo Instalar

Arauco
Cotizar