Agrandar imagen | Ver tamaño original
Diseñada a través de líneas simples y limpias, esta casa frente a la playa está diseñada para maximizar la vida al aire libre y las vistas, a través de un jardín protegido del viento que incluye una piscina. De esta forma, la casa se cierra hacia la playa y el viento pero mantiene el contacto visual a través de grandes ventanales. Su configuración se da en torno a este patio central, ubicado hacia el noreste. Centrada en el diseño energético pasivo, y debido a las grandes aberturas, la casa responde al sol y al clima cambiante a través de diferentes capas construidas como persianas de madera en corredera. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir