Agrandar imagen | Ver tamaño original
Una conocida ‘Dama del Teatro’, soltera, de 65 años, cuyo sueño era tener una piscina en casa, nos encarga la reforma de una oscura vivienda entre medianeras en el centro de Madrid. Las condiciones: Satisfacer sus deseos de tener esa piscina, un loft con ascensor, y mucha luz natural. La finca es de 8x8 metros en dos plantas más un espacio bajo cubierta. Cuenta con una única fachada en una estrecha y oscura calle con orientación norte y un angosto patio de 2 x 2 metros adosado al fondo. Y es en ese fondo de la parcela, a la altura de la buhardilla y mirando a sur, donde se descubre lo más interesante de la casa: una maravillosa y luminosa vista de los tejados del Madrid histórico. Ese será el foco desde donde inundar la casa de sol. Llegar desde la calle a ese punto será el premio. De esta forma, desde la tétrica entrada se alcanza una luminosa atalaya de vistas privilegiadas. En el “cómo” y el “durante” del recorrido estará el desarrollo de la propuesta. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir