Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ubicada en una colina en las afueras de Belo Horizonte, esta casa fue diseñada especialmente para una familia joven. Los arquitectos buscaron generar una estrecha relación entre el edificio y la topografía natural del terreno, facilitando el acceso y la circulación, y un mejor uso de las áreas externas. Para lograr este objetivo, la casa fue diseñada para que se pueda acceder a través de todas su plantas y diferentes niveles. Las habitaciones se ubican en la planta baja de la casa, de modo que la losa de concreto de este pabellón se convirtió en un césped adyacente al área social, que se encuentra en la planta intermedia. El garage está situado en el mismo nivel que las habitaciones, optimizando el acceso cotidiano de sus habitantes a la casa y evitar el uso excesivo de las escaleras. La planta superior es donde el punto de vista de la casa se ​​puede disfrutar al máximo. Por lo tanto, la sala de estar, la oficina y una gran terraza se encuentran en este piso. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir