Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta casa de verano se encuentra a pocos metros del mar, en la costa norte del Estado de São Paulo, un lugar de exuberante vegetación y un clima húmedo y caliente. Comenzamos el proyecto con la idea de un gran refugio, una "concha", bajo la cual situar los recintos , protegidos del intenso sol y las lluvias frecuentes, sin embargo, sin bloquear la permanente ventilación cruzada natural. Este techo a una altura de seis metros, con una superficie de dieciocho por ocho metros, fue construido utilizando una estructura prefabricada de madera con juntas de acero galvanizado. Las caras laterales y superior son de acero revestimiento y con un relleno de EPS ( Poliestireno Expandido). En las dos grandes fachadas de la casa, abriendo generosamente a las vistas, se instalaron paneles de fibra de vidrio y PVC, montados en marcos de acero, pivotantes o deslizantes, con la intención de crear una membrana externa, capaz de mantener a los insectos afuera, sin crear un obstáculo para la vista al mar y el viento. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir