Agrandar imagen | Ver tamaño original
En un post anterior de pArq se habló de la construcción de esta Iglesia proyectada por Le Corbusier. Actualmente, los trabajadores del pueblo minero de Firminy dan los últimos toques a la Iglesia de Saint-Pierre, proyectada por el arquitecto suizo junto a un estudiante a principios de los años sesenta. La iglesia, un cono asimétrico que se eleva sobre una gran base de concreto, fue terminada por su colaborador, José Oubrerie, quien tuvo que cambiar varios elementos de los croquis originales ya que la ley francesa no permite destinar fondos a iglesias. Se cambió el programa del zócalo (una residencia para un sacerdote y una escuela dominical) por el de una sala de exposiciones. La obra ha levantado una polémica entre los académicos parisinos en torno al tema de terminar o no una obra dejada a nivel de bosquejos por un arquitecto ya fallecido. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir