Agrandar imagen | Ver tamaño original
Una galería conduce hacia las áreas más intimas, sociales, de ocio y de servicio. Al abrir las puertas de entrada se puede ver el mar directamente. En el sentido opuesto a la entrada, un gran techo funciona como un "sombrero de sol", un típico árbol tropical, cubriendo las áreas sociales y de recreación. Todas las áreas comunes son integradas visualmente. Los cambios en el nivel del suelo separan las habitaciones pero se mantienen integradas con la piscina y el spa. Siete ventanas se abren verticalmente y eliminan los muros permitiendo un contacto con el exterior. El espacio resultante es un gran balcón integrado. La pieza de televisión fue diseñado como una caja de cristal que puede ser completamente oscurecido en el día. Durante la noche se convierte en un espacio que se integra con el jardín. Los espacios entre las piezas crean un ambiente muy íntimo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir