Agrandar imagen | Ver tamaño original
La Estación de Basilea es un edificio de final del s. XIX, que incluye un imponente hall de viajeros y grandes marquesinas metálicas sobre los andenes, todo ello bajo protección monumental. La conexión del hall con los distintos andenes se establecía a través de un paso subterráneo que se prolongaba además hasta alcanzar la parte de la ciudad situada al otro lado de la zona ferroviaria. El proyecto ejecutado ha supuesto la sustitución de ese paso subterráneo por una pasarela elevada, que se inicia con una gran apertura en el hall, se desarrolla bajo y ante las grandes marquesinas existentes, y termina en una plaza de nueva formación en su otro extremo. Además de las conexiones a los distintos andenes – actuales y futuros – la pasarela incluye servicios y comercios, rematando junto a la mencionada plaza en un importante volumen destinado en exclusiva a uso comercial. Bajo la plaza se ha construido un aparcamiento subterráneo de varias plantas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir