Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta es una casa de fin de semana para una mujer con dos hijos casados y varios nietos, ubicada en un condominio de grandes terrenos, rodeados por un parque natural; la intención fue integrarse a la naturaleza para servir como un gran "puente para la contemplación y la experiencia", utilizando materiales naturales dentro de una propuesta contemporánea. Las áreas privadas y de ocio se despliegan en un solo nivel, frente a las montañas, con un patio cubierto de hierba que se abre a los balcones de las habitaciones, la piscina y una cascada. El desafío del diseño fue integrar armoniosamente los gustos de los clientes, además de lograr la co-existencia de distintos materiales. Otro desafío fue conciliar las estructuras metálicas con madera de demolición y el sistema estructural convencional. La elección de los materiales buscó combinar belleza, comodidad y facilidad de mantención, contrastando la tecnología con los recursos naturales; madera de demolición, piedra, barro, bambú, ladrillos, estructura metálica, acero inoxidable, vidrio laminado, azulejos, aluminio, etc. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir