Agrandar imagen | Ver tamaño original
Una casa en el pueblo de José Ignacio Una casa no es sólo de quien la habita sino de quien la mira, Proverbio chino. José Ignacio es un pueblo privilegiado por su paisaje y forma de vida. Ocupa una península muy pequeña, rodeada de mar y hermosas playas, donde la vida se desarrolla dentro de un clima desestructurado e informal. Fue un antiguo pueblo de pescadores, con una cuadricula original de manzanas subdivididas en lotes de aprox. 18 x 45 y elevada respecto al nivel del mar. Consideraciones generales En una casa de veraneo es fundamental el uso y la calidad de los espacios ,al mismo tiempo, el programa exigía una superficie de m2 cubiertos que no dejaba espacio suficiente para grandes extensiones verdes. La casa se desarrolla en dos plantas: un basamento compacto y macizo, de ancho y largo máximos permitidos por las reglamentaciones ,dejando la planta alta liberada, a la manera de una cubierta de un barco , para desarrollar la parte publica, en estrecha relación con semicubiertos y descubiertos . Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir