Agrandar imagen | Ver tamaño original
Condicionamientos previos El proyecto es consecuencia de un Concurso de Ideas y buscaba la integración en la ciudad de un espacio degradado, dotándolo de un carácter e imagen propios mediante la creación de un lenguaje específico para la nueva plaza. Antes de la intervención, la plaza de Indautxu era un espacio deprimido y evitado por los residentes. Se encontraba dividida en dos mitades por un vial rodado. Situada sobre un aparcamiento subterráneo y una galería comercial respondía precariamente a las infraestructuras del subsuelo, una de las labores a realizar en el proyecto de la nueva plaza era la actualización de dichas infraestructuras a las Normativas actuales. Justificación de la inserción urbana en la propuesta Era necesaria la sustitución del vehículo por el peatón como centro del urbanismo a realizar. Se anularon para los coches dos de los tres viales que cruzaban la plaza, dejando el restante restringido para transporte público. Paralelamente se dilataba el perímetro de la plaza, sus calles veían ampliadas sus aceras para dar apoyo a los comercios y permitir terrazas exteriores para la hostelería. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir