Agrandar imagen | Ver tamaño original
El emplazamiento del nuevo Complejo Lúdico-Deportivo deLa Florida, en Vigo, proponía un reto al encontrarse en un espacio vacío de una manzana edificada, con una pendiente muy acusada. Se mantuvo la cota superior del terreno como plano límite de la edificación, por lo que la piscina e instalaciones deportivas se resolvieron por debajo de dicha cota, de modo que el programa funcional se desarrolla enterrado. De esta manera, en la cota superior se ubicó una plaza pública en superficie bajo la que se organizan los usos de la piscina. De esta manera, el proyecto trascendía los condicionantes tipológicos inherentes a la piscina, cualificando la actuación al aportar un nuevo espacio social materializado en la cubierta del edificio. En un único terreno disponible se resuelven dos proyectos: el deportivo –oculto y mimético con el entorno- y el social –abierto y dinámico. El mimetismo del edificio se rasga mediante una grieta en el volumen construido, que garantiza que la fachada del edificio goce de luz natural e todo su frente. Asimismo, los laterales del edificio permiten la entrada de luz natural al descender la topografía del terreno. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir