Agrandar imagen | Ver tamaño original
La adición de un anfiteatro y una biblioteca al Museo de Arte de Sonora fue una oportunidad para la oficina BNKR Arquitectura de reconsiderar el papel que juega el espacio para manifestaciones artísticas y sociales en el siglo 21. Una investigación exhaustiva se llevó a cabo en el desarrollo del teatro desde la Grecia clásica. El patrón principal que se identificó es la jerarquía singular que se establece entre el artista, en un punto, y el espectador como el espacio alrededor de este punto, que organiza todo el programa. Sin embargo, esta jerarquía fija, única también, hace que el espacio del escenario sea poco flexible. Los teatros contemporáneos albergan una asombrosa variedad de eventos, incluyendo obras de teatro, música, danza, proyecciones y espectáculos que combinan elementos de todos ellos. Es un hecho que el performance se separa cada vez más de las jerarquías tradicionales del espacio entre espectador- intérprete pues se requiere de un nuevo grado de flexibilidad, a veces alejándose del centro único de las prestaciones e incorporando un espacio complejo y público. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir