Agrandar imagen | Ver tamaño original
El caso del edificio de vestuarios construido en un parque, en Vélez Málaga, es una actuación que nace con la idea de generar, hacer visibles y aprovechar esos espacios intersticiales que, a menudo, nos oculta la arquitectura. "Apropiación del lugar: Trabajar en el vacío" Desde la gestación de la primera idea se ha trabajado entendiendo proyecto y entorno como un todo indivisible. De esta forma, la arboleda preexistente, las vistas, las texturas naturales, los caminos, el sol... pasan a formar parte del programa arquitectónico generando unos puntos de partida comunes. "De fuera hacia dentro: Convivir en armonía" Se plantea una actuación externa poco agresiva con su entorno, con una imagen y una volumetría exterior neutra y comedida, blanca, sin huecos, que no rivaliza con el lugar en ningún momento. Del mismo modo, las pistas deportivas tienden a diluirse con la vegetación, con unos cerramientos completamente translúcidos y unas pieles metálicas que minimizan su impacto. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir