Agrandar imagen | Ver tamaño original
La nueva Estación de Autobuses de Baeza se conforma como una gran marquesina que se pliega y que acoge a los viajeros en su interior. Se proyectan espacios acotados pero visualmente abiertos que doten de un carácter urbano a la intervención. La fachada haciala Avda PuchePardose constituye como elemento más opaco y conformador de ciudad frente al alzado sur que recoge las circulaciones y se abre hacia el futuro espacio libre. Bajo la gran marquesina se sitúan ocho dársenas para la llegada de autobuses y el espacio de espera cubierto. El edifico queda acotado por dos grandes pantallas de hormigón blanco que recortan la sección del mismo y dotan de singularidad manifiesta a la intervención. La zona acotada de acceso controlado se evidencia como una caja de vidrio que reúne los diferentes servicios de atención al viajero. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir