Agrandar imagen | Ver tamaño original
La parcela, de pequeño tamaño, está situada en el barrio de Caballito en una manzana también pequeña, con frente hacia un pasaje angosto. Estas características dan un paisaje urbano introvertido y reparado dentro de la ciudad. El proyecto se presenta como un momento silencioso dentro de este comprimido y continuo frente construido. Las fachadas de hormigón armado visto permiten tomar estructuralmente el ancho completo del lote sin apoyos intermedios, y hacen posible que la planta baja se abra alterando el plano construido e impermeable de los frentes vecinos. Esta permeabilidad visual ensancha el ambiente de la vereda, mientras que en altura reconstruye el frente consolidado de la manzana a la vez que se convierte en un telón neutro dentro del pasaje. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir