Agrandar imagen | Ver tamaño original
La postura principal frente a un encargo de desarrollar un proyecto de alojamiento transitorio en lugares alejados de los centros urbanos, es buscar generar la experiencia única en el acto de habitar. El provocar a través de la arquitectura y su posicionamiento dentro del entorno natural situaciones que permitan percibir el contexto de forma de un gran espectáculo presentando a la belleza de la naturaleza. Esto va a permitir que el usuario pueda recordar el lugar de una forma única. Para poder lograr esa condición especial y en este caso en particular, lo primero fue buscar la posición precisa dentro del fundo que permitiera poder leer el paisaje de forma espectacular y que se pudiera percibir el encuentro de los ríos Futaleufú y  Espolón, haciendo referencia a “La Confluencia” de éstos. Así se llegó a definir  la ubicación del lodge  sobre unos riscos que permitieran la lectura del macro paisaje con vistas lejanas que abarcasen todo el valle. Una vez definido el lugar, el posicionamiento en abanico del programa sobre este lugar se va adaptando a la topografía y propone una forma de apropiarse de ese entorno lejano permitiendo que el paisaje ingrese dentro de los recintos.  Así se disponen los volúmenes que se incrustan en el entorno natural en la pequeña planicie sobre los riscos, creando nuevos techos verdes sobre los volúmenes de baños. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir