Agrandar imagen | Ver tamaño original
La propuesta se inscribe en una parcela trapezoidal que ocupa un gran vacío urbano, situado al borde del casco antiguo, enfrentado a un gran parque universitario, Sin embargo existen tres aspectos que singularizan el solar respecto, a otras zonas de la ciudad; por un lado su situación como frontera entre zona verde y casco antiguo, de otra parte la diversidad de tipologías y alturas en su entorno, y finalmente la intención de integrarse sin estridencias en la trama urbana. Se opta por un edificio con una volumetría precisa, de proporción controlada, compuesto por dos bloques prismáticos de distinta forma y altura, cuya escala se amplía mediante el contraste entre huecos horizontales y otros de menor tamaño. Es importante minimizar el impacto visual en su entorno , por lo que el edificio funciona a modo de basamento visual y evita el cierre visual del Monasterio de los Jerónimos, del siglo XVI. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir