Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta casa de fin de semana está diseñada para "refrescar" a sus usuarios, escuchando los sonidos del viento, disfrutando del sol y alejándose de la vida cotidiana de la ciudad. Los arquitectos buscaron generar un lugar cómodo en el que el sol se filtra a través del follaje. Una casa en convivencia con la naturaleza. El terreno está en una pendiente sur suave, y por lo tanto la casa se separa del suelo enfocándose en los árboles. Así, la distancia con los árboles y la tierra es decidida a través de la horizontalidad del edificio. Sobre esta base se despliegan los espacios en medio del bosque, diseñados en base al MURA Japonés: claro y oscuro, alto y bajo, apertura y cierre, ancho y estrecho, lejos y cerca... Sobre la base de tales características, a continuación, varios espacios que parecen estar en un bosque, fueron diseñados con las capas de las secciones grandes de la abertura y espacios abiertos mediante la incorporación de "MURA = la irregularidad" de los espacios intencionalmente ......... (claro y oscuro, alto y bajo, apertura y cierre, ancho y estrecho, lejos y cerca .........) Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir