Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este proyecto se ubica en un terreno con extravagantes vistas hacia el puerto de Waitamata y la ciudad de Auckland. El encargo fue muy específico, incluyendo un garage para varios autos clásicos. La respuesta de diseño fue envolver el garage en torno a patio central de acceso. La entrada fue concebida como un atrio de tres niveles que atrae al visitante hasta el espacio central, revelando las vistas hacia el paisaje. El borde curvo e infinito de la piscina hace eco de la forma de la cuenca de Orakei y señala las vistas al mar. La estética y el detalle de la casa está destinada a ser tranquila y sofisticada con una paleta de materiales limitada. El mobiliario fue diseñado especialmente para realzar la potencia de los espacios - incluyendo lámparas redondas de vidrio soplado por Katie Brown, una puerta elaborada por David White y pinturas de Daniel Marshall. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir