Agrandar imagen | Ver tamaño original
La  parcela donde se ubica el edificio se localiza en el extremo del Campus Universitario Miguel de Unamuno. Su  topografía es accidentada llegando a tener una diferencia de hasta 6,00m. entre los puntos más extremos. Aprovechando esta condición se hará una propuesta de implantación desde un criterio topológico con dos niveles de entrada diferenciados, lo que permitía además la segregación de accesos por tipos y usos (acceso vehicular a la cota inferior y acceso peatonal representativo a cota superior). La solución adoptada llevó a la construcción de un edificio unitario y compacto, con una máscara continua y semitransparente inspirada en los procesos de codificación genética, tras la cual se organiza el plan funcional en torno a ocho grandes perforaciones verticales (cuatro interiores y cuatro contra fachada), obteniéndose así un espacio interior esponjado y dotado de iluminación natural. La compactación del programa nos permitió también liberar  buena parte de la superficie del solar, proyectándose bandejas aterrazadas/ajardinadas para permitir la coexistencia del área exterior de esparcimiento con bandas de estacionamiento controlado de vehículos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir