Agrandar imagen | Ver tamaño original
Desplantada en un terreno de 20 x 30m, la casa se encuentra en una zona habitacional en crecimiento en la ciudad de Mérida. El ruido, un edificio de departamentos de 6 niveles al norte y la incertidumbre de los futuros vecinos nos llevaron a plantear un esquema introvertido, una secuencia de patios internos para organizar el programa de necesidades. Al norte, un patio angosto, sombreado, dirige el viento fresco hacia el interior de la vivienda, al mismo tiempo que corta las visuales del edificio de enfrente con una cortina de Flores de Mayo. Al sur se encuentra el patio para el esparcimiento. El jardín, la piscina y la terraza, se complementan en este espacio bañado de luz. El bloque de habitaciones es un volumen monolítico, sobrio, que protege las actividades que alberga, generando privacidad en las zonas de descanso. Vanos estratégicos y una sustracción central permiten la ventilación e iluminación natural de estas áreas para combatir las altas temperaturas en primavera y verano. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir