Agrandar imagen | Ver tamaño original
A las afueras de Neuquén, en la localidad de Plottier, se ubica este gran solar de 12000m2 dispuesto de manera perpendicular a la costa norte del río Limay.  Un pronunciado desnivel de aproximadamente 2 metros cerca del 1/4 inferior del terreno, establece un quiebre entre la pradera y el río. Sobre la pradera, en contacto con la barranca,  allí donde se captan las inmejorables vistas a la laguna y al río, implantamos la casa. La operación consistió en disponer tres volúmenes principales vinculados entre sí mediante bandejas, que a modo de terrazas proponen tiempos y recorridos para descubrir el paisaje: Una gran pradera al norte, un patio a escala cotidiana entre la masa construida y el desnivel, y un paisaje más árido entre éste y el río. Estas decisiones permitieron que la casa, extendida a escala del territorio, participe de las diferentes situaciones que plantea el paisaje. Así, la pradera, la laguna, el río y la casa establecen un dialogo entre lo natural y lo construido, de modo que los volúmenes puros de piedra, hormigón, ladrillo y madera arman un paisaje de texturas y colores naturales bajo el cielo extendido de la Patagonia. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir