Agrandar imagen | Ver tamaño original
El edificio adopta una disposición longitudinal, en consonancia con las proporciones de la parcela asignada en uno de los extremos del Parque de Las Fuentes, con un retranqueo en planta correspondiente a los núcleos principales de comunicaciones y de servicios. En las plantas superiores estos retranqueos permiten una clara diferenciación entre las cuatro unidades que constituyen los espacios de uso privado. En planta baja, el retranqueo determina la posición del acceso principal a la Residencia desde el sur, diferenciándolo del acceso al Centro de Día que se produce desde el oeste, a través de un patio privativo. El apoyo en la calle que limita el Parque por el oeste, hace que se concentren los accesos en el ángulo suroeste de la parcela, disponiendo la rampa de acceso al aparcamiento y el patio inglés que la prolonga, en paralelo a la fachada oeste. Por el este, la Residencia se enfrenta al espacio libre que limita con el Parque, lo que permite que las salas principales avancen y se orienten decididamente hacia dicho espacio verde longitudinal, que engloba parte del arbolado existente, subdividido en recintos exteriores, interconectados pero diferenciados, destinados a los usuarios del Centro de Día, al personal del centro y a los usuarios de la Residencia. Un porche discurriría en paralelo a la fachada oriental, adoptándose un sistema de cerramiento de la parcela compuesto por montantes de madera laminada que permitan una adecuada integración del mismo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir