Agrandar imagen | Ver tamaño original
El estudiante de arquitectura Carlos de Riaño Carril dibuja por afición. Sus dibujos son una mezcla entre arquitectura y escultura según explica. De nacionalidad española y residencia en Madrid, se interesa mayormente en la música, el cine, los deportes y sobre todo la arquitectura y la construcción. Además de la técnica en estas disciplinas le interesa la historia. Luego de vivir el pasado año en Palermo (Sicilia), tras obtener la beca Erasmus de la Unión Europea, recorrió toda Italia que es uno de sus países favoritos.    A continuación una descripción del trabajo según el autor.  Los dibujos que hago están a medio camino  entre lo arquitectónico y lo escultórico. No pueden ser arquitectura porque carecen de un programa y no atienden a unas necesidades. Son  espacios y formas que no resuelven nada. Sin embargo el lenguaje utilizado es muy cercano al de la arquitectura y al de un determinado modo de construcción. Aparentemente, cualquiera de los dibujos podría asemejarse a la idea de lo que es un edificio, salvo que ninguno de ellos tiene lógica alguna. Son arbitrarios e irracionales por lo que podrían acercarse más al terreno de la escultura. Sin embargo por la estrecha relación que existe entre escultura y arquitectura, no sería excesivamente complicado convertir  dichas formas en espacios útiles que conformen arquitectura siempre y cuando no se llevasen a cabo en la realidad.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir