Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto parte de la voluntad de estudiar cómo una vivienda adosada, es decir, con una de sus fachadas totalmente ciega, puede conseguir una iluminación natural en todo el perímetro y dar así las mismas cualidades que una vivienda aislada. Para conseguir este objetivo, la franja inmediatamente contigua a la medianera genera una serie de triples espacios, lucernarios y patios que atraviesan todas las plantas de la vivienda generando una complejidad espacial y lumínica así como visuales cruzadas tanto en planta como en sección, descubriendo un interior sorprendente dentro de un perímetro construido fruto de unas ordenanzas estrictas. El programa se organiza en un solo volumen, limitado por las distancias mínimas y profundidades edificables del solar. El resultado es un rectángulo situado en la parte media de la parcela, generando un patio de entrada en la parte trasera y un jardín levantado respecto a la calle con vistas al mar. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir