Agrandar imagen | Ver tamaño original
Una casa de varios niveles puede ser vista como una suma de lugares pequeños que se reunieron o también como una gran habitación. Para esta familia que ama el alpinismo, hemos diseñado esta casa en la que la vida cotidiana se convierte como en montañismo. Subir una colina, cruzar un valle y un río, subir por un acantilado, y finalmente se llega a una inesperada vista hacia abajo. El lugar donde uno estaba puede así verse desde la distancia. En un día soleado puedes pasar el tiempo en la hamaca con los rayos del sol brillando a través de las ramas de los árboles; en un día de lluvia es posible estar sólo en una "cueva". Y la familia pasa una noche estrellada todos juntos en la carpa sobre el techo. Esta es una casa para una familia de cuatro personas activas y llenas de energía. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir