Agrandar imagen | Ver tamaño original
El planteamiento inicial del edificio pasa por el entendimiento del proyecto como un conjunto edificado que se extiende entre una parcela y otra de forma natural y reconocible para usuarios y visitantes. Así planteamos la idea de construir diferentes bloques de oficinas que constituyan una trama. Frente a la opción de construir un macro edificio se piensa en una solución más versátil, flexible y doméstica. En este sentido se ha preferido trabajar sobre una fórmula que sobre una forma; sobre un planteamiento tipológico que sobre una imagen. Tras descartar cualquier solución que no supusiera la orientación norte- sur de las oficinas se ha dispuesto una trama que organiza la edificación en diferentes bloques de oficina colocados “al tresbolillo”, para evitar que se arrojen sombras unos a otros. Así dispuestos, como si sobre un tablero de ajedrez se tratase, los bloques reafirman su individualidad al tiempo que reflejan su pertenencia a un orden superior que los sitúa. El conjunto se unifica con las plantas baja y superior. Nacimiento y remate sirven como nexo, como elemento que dibuja la unidad permitiendo la lectura del conjunto como único. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir