Agrandar imagen | Ver tamaño original
El terreno se encuentra rodeado de pinos  en una urbanización aislada,que comenzó a construirse en los años setenta, cercana al  pueblo de Benicàssim (Castellón) y al castillo de Montornés. Lo más destacado del paraje son las vistas. La parcela, de pendiente pronunciada y geometría irregular, se sitúa en la parte alta de un promontorio encarado al mar ocupado por la urbanización de Montornés. El acceso principal viene condicionado por la via pública situada en la parte superior.  El proyecto nace de las propias dificultades del terreno que, más que constituirse en un problema, han orientado la labor del arquitecto.Siguiendo las alineaciones impuestas por el perímetro de la parcela,las dos casas se adosan con la voluntad de no ser más que una.La configuración en planta, que pretende optimizar el uso del espacio en la parcela, deriva en parte de las ordenanzas, las cuales dictan separarse tres metros de la medianera este(lindante con otra parcela vecina sin edificar) y cinco metros del linde oeste (que limita con un paso peatonal). Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir