Agrandar imagen | Ver tamaño original
La sierra de Alor, en suroeste peninsular, es una formación volcánica de piedra oscura, esquistos pizarrosos, batolitos graníticos y la dura roca metamórfica local conocida como “mármol quemado”. Entre las laderas de morrenas inestables y las vegas del cercano río Guadiana se concentra Olivenza, una ciudad encerrada en el cinturón de su muralla Vauban solo rebasado muy recientemente con crecimientos horizontales, anárquicos, modernos. Entre atalayas, la citada sierra de Alor, las torres de San Jorge y de San Benito de la Contienda, la torre del Cubo del Castillo de Olivenza, se sitúa el proyecto. En el proceso de elaboración del proyecto, la exigua parcela se ve rodeada de forma paulatina por un magma siempre creciente de viviendas en baja densidad… Acción-reacción. Optamos por la concentración. El CIT (Centro Integral Territorial) apuesta por referentes profundos, anacrónicos: la roca oscura de la montaña, los volúmenes de las torres defensivas, las piedras reunidas, juntas, en un campo labrado, el fresco zaguán de la casa extremeña. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir