Agrandar imagen | Ver tamaño original
El antiguo convento de los Penitentes, en el centro de la ciudad de Louviers-Normandía, es un ejemplo muy excepcional de "claustro sobre el agua", hecho de un complejo conjunto de construcciones sucesivas. El monasterio fue construido entre 1646 y 1659 por los hermanos franciscanos. Antes había una iglesia en el lado oeste y dos alas conventuales rodeando el edificio central. El claustro fue vendido en 1789 como una fortuna nacional: las partes conventuales fueron transformadas en prisiones y la iglesia en un tribunal. En 1827, la iglesia fue demolida y el tribunal se trasladó a otra parte del edificio. La cárcel se cerró en 1934, cuando el ala antigua del sur comenzó a caer. El edificio, parcialmente amputado, fue reutilizado como una escuela de música en 1990. Los restos del claustro sobre el río 'L'Epervier' son imágenes "impresionistas" que combinan la piedra, la vegetación y el agua en una hermosa armonía. Este valor paisajístico ha sido destacado e interpretado en el proyecto de rehabilitación. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir