Agrandar imagen | Ver tamaño original
En el mes de Enero de 2007, los trabajos de construcción de una de las tuberías de la red  de riego del sistema Segarra-Garrigues, provocaron la aparición inesperada de los restos de una construcción prehistórica de hace 4.800 años en el municipio de Seró ( Artesa de Segre, Lleida ). El rasgo más excepcional de este descubrimiento fue el carácter megalítico de las losas de piedra arenisca, y especialmente su profusa decoración geométrica esculpida en bajorrelieve. Losas, que a su vez eran fragmentos de antiguas estatuas-estelas reaprovechadas de un monumento escultórico anterior. Los terrenos de dos huertos abandonados junto a la plaza de la báscula del pueblo, es el lugar donde se proyecta y construye un pequeño equipamiento cultural con polivalencia de usos y espacios. Una construcción realizada con materiales propios de la zona, que a su vez, es topografía al salvar el desnivel de una planta entre la plaza y los huertos.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir