Agrandar imagen | Ver tamaño original
El sitio de la residencia es pequeño y un edificio adyacente casi bloquea el sol del sur. La parte principal del terreno debe permanecer libre y convertirse en la residencia en sí: ​​un prisma austero con un apoyo central se levanta del terreno. Primero, se definió un área: una envolvente cúbica de plantas crea un límite para la casa. Tres columnas metálicas soportan una red de cables de acero inoxidable donde las plantas ya han comenzado a subir a fin de generar un volumen igual de importante que el prisma de la casa. Cuando las plantas crezcan la pantalla verde se penetra sólo por la columna central negra. La superficie de basalto en la que se basa refleja la luz en el interior. El hormigón expuesto se ha teñido oscuro donde era necesaria una mayor profundidad, un sentido de anclaje. La luz artificial es administrada con cautela a fin de proteger la noche y la intimidad que ofrece una luz tenue. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir