Agrandar imagen | Ver tamaño original
¿Quién no ha estudiado el Plan Cerdá? Hace más de siglo y medio, el gran Ildefons Cerdà ideó un plan de ensanche para la ciudad de Barcelona con una estructura en cuadrícula de manzanas achaflanadas, abierta e igualitaria. Sus homogéneo trazado se veía cortado de manera oblícua por la gran avenida Diagonal. En su centro, la Plaza de les Glòries, como uno de los grandes centros de la futura ciudad que se iría desarrollando con el paso de los años. En ella confluirían tres de los ejes más importantes: la Diagonal, la Gran Vía de las Cortes Catalanas y la Avenida Meridiana. Hoy, el loado plan urbanístico del siglo XIX, mantiene aún una laguna, un asunto pendiente: la plaza de les Glòries. Ésta vuelve a ser tema de debate, por la intención de reapertura del concurso arquitectónico para su finalización (bases del concurso aquí). Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir