Agrandar imagen | Ver tamaño original
Desde el principio estaba claro que el paisaje alrededor de la casa se debía preservar tanto como fuera posible. Se excavó un sótano en el terreno y la planta baja se encuentra semi-posicionada en la ladera de la colina. El primer piso se eleva por encima de la planta baja, parcialmente acristalada, y el paisaje de dunas ondulantes. Las fachadas norte y sur de la primera planta están hechas principalmente de vidrio, mientras que las fachadas este y oeste tienen un carácter más cerrado. Las áreas de vidrio en la planta baja y primer piso tienen componentes deslizantes excepcionalmente grandes, con las partes móviles en madera de roble. Los detalles de los vidrios y las líneas superiores e inferiores se han reducido al mínimo. Las grandes fachadas de vidrio garantizan una conexión entre el exterior y el interior, un contacto con la naturaleza que es tangible en toda la casa. Al mismo tiempo, un patio interior ofrece la máxima luz natural posible en todas las habitaciones. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir