Agrandar imagen | Ver tamaño original
Frente a Pontevedra, al otro lado del río Lérez, se ha conformado un conjunto urbano desordenado en el que se entremezclan equipamientos con viviendas. Entorno que demanda actuaciones claras que regeneren el espacio urbano. La renovación del viejo estadio de Pasarón ha tratado de liberar espacios en su perímetro para crear nuevas plazas urbanas y zonas ajardinadas para su disfrute por los vecinos y para permitir un acceso más fácil del público al estadio. El rectángulo de juego es el corazón de la propuesta. Su geometría define la del conjunto, que alberga los 11.000 espectadores previstos. La imposibilidad de trasladar los partidos a otro campo ha obligado a compatibilizar la renovación del estadio con su uso continuado. La obra se ha realizado por fases, demoliendo y reconstruyendo sucesivamente los graderíos, cubiertas y usos existentes en cada uno de los laterales. El nuevo campo cuenta con dos graderíos perimetrales superpuestos, concentrándose todos los usos en una galería perimetral que permite el acceso a los mismos tanto desde el exterior como desde el interior del estadio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir