Agrandar imagen | Ver tamaño original
Con el fin de preservar la amplitud del lugar, todas las habitaciones en el interior del edificio se reducen al mínimo común denominador y se apilan unas encima de otras, con funciones públicas alojadas en los entrepisos. Las aulas se encuentran en una estructura de marco de acero de tres pisos. El gimnasio, de aproximadamente la misma altura, está rodeado por una estructura de trama continua que se asemeja a la del aulario. El resultado no es sólo un gimnasio en la parte superior de un edificio de la escuela, sino una estructura que consiste en repetir las referencias en múltiples niveles. En la planta baja, el edificio se contrajo respecto al área minima de base. Toda la zona de fachada del bloque de clase cuelga de la estructura de trama saliente del suelo, y forma un techo que se extiende más de diez metros a lo largo de la zona de juegos. El edificio de la escuela no tiene pasillos: todas las aulas se abren a amplias zonas recreativas, que también pueden ser utilizadas para las actividades de enseñanza. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir