Agrandar imagen | Ver tamaño original
La vivienda unifamiliar el Espinar se ubica en un pequeño pueblo de la cara norte de la Sierra de Madrid. El solar disfruta de una ubicación privilegiada, en el límite del pueblo lindando con el Parque Natural La Panera. Esta situación marca el punto de partida del proyecto, con los objetivos de aprovechar al máximo las vistas hacia la montaña y el parque hacia el Noroeste, optimizar la entrada de luz natural teniendo en cuenta la situación cara Norte de Montaña y el fuerte desnivel en la parcela, y respetar los pinos de gran tamaño existentes. Para ello se sitúa la vivienda en el centro del solar con un perímetro que surge de los condicionantes urbanísticos de linderos asi como de la situación de los árboles. La fachada consta de una triple piel: una construida con paneles sandwich de tableros osb que proporcionan el acabado interior, espuma de poliestireno expandido como aislante y tablero aglomerado hidrófugo, envuelve el núcleo de la casa: las habitaciones y espacios habitables durante todo el año.La segunda piel, exterior, de policarbonato celular proporciona un aislamiento extra y amplía el perímetro para envolver un invernadero orientado a sur que recoge calor durante los días de invierno y puede abrirse al exterior durante el verano, con lo que actúa como colchón térmico además de espacio semi-exterior de ampliación de la casa. Unos cables de acero tensado permiten el crecimiento de plantas trepadoras en tres fachadas de la casa, esta es la tercera piel, de tipo vegetal. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir