Agrandar imagen | Ver tamaño original
Giant Píxel es una pequeña empresa con grandes aspiraciones. Para su primera sede, el desarrollador de software de juegos compró una antigua imprenta cerca de la Mint Plaza en San Francisco, un área conocida por su creativo desarrollo y una modernidad extraída de la arquitectura de época. El desafío de diseño fue adaptarse a una variedad de áreas de trabajo distintas en tres plantas de pequeñas dimensiones, y hacerlo con belleza y economía. A la entrada de la oficina, una marquesina de acero ennegrecido perforado con un patrón de código de barra crea una matriz visual sorprendente y divide la parte delantera en la recepción y una zona de espera. El mostrador de hormigón de la recepción tiene una escultural forma rematada por una lámpara de araña compuesta por lámparas de escritorio. Arriba, una chimenea suspendida crea un punto focal para las estaciones de trabajo, sala de conferencias, cabañas privadas de descanso y el café en la parte trasera. Las mesas de trabajo fomentan la colaboración, mientras que las cabañas están encerradas en franjas de fieltro gris sobre las barras para obtener aislación acústica. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir