Agrandar imagen | Ver tamaño original
Tras una larga búsqueda por los alrededores de Madrid encontré una parcela con especiales características que me entusiasmaron y a partir de las cuales surgiría el proyecto. Grandes bloques de granito natural emergían en la escarpada pendiente de la ladera, desde donde las vistas sobre la sierra de Madrid eran espectaculares. Todas estas cualidades fueron una fuente de inspiración a la hora de pensar los espacios de la vivienda; tanto los exteriores como los interiores. El entorno potencia las cualidades arquitectónicas de la casa, creando agradables sensaciones que se van descubriendo a medida que recorremos las diferentes estancias. El acceso a la vivienda se planteó muy cerrado, con muros que te envuelven y te ocultan el paisaje para dar paso a la sorpresa que se genera desde el interior. Desde aquí, los huecos de fachada enmarcan cada una de las vistas del paisaje, introduciéndolo en la vida cotidiana del usuario. A través de un recorrido arquitectónico que nos muestra la fachada de entrada a la vivienda y descendiendo por una suave escalinata, llegamos al porche de entrada que nos dará acceso a la casa. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir